Atlas Copco afirma que su recientemente creado taladro hidráulico para roca es una de las unidades portátiles subterráneas más poderosas del mercado.

El nuevo taladro, llamado HRD100, presenta a una unidad de potencia “inteligente” que monitorea todas las funciones vitales y puede compensar automáticamente cambios de presión. Según la compañía, el HRD100 ofrece una alta velocidad de perforación y notable eficiencia energética comparado con taladros de roca eléctricos o neumáticos convencionales—y es silencioso, con un nivel mesurado de ruido aproximadamente un 50% más bajo que el de un taladro neumático. Una cubierta de poliuretano amortigua el ruido y agrega protección externa, permitiendo a la unidad soportar una caída desde 2 m. El sistema HRD consta del taladro para roca (RD100), unidad de potencia (PP100) y una selección de pedestales empujadores accionados con agua. Todas las mangueras y cables están incluidos.

El diseño centrado en el usuario sigue siendo en enfoque principal del sistema HRD, según la compañía: un ejemplo de ello es una función de arranque suave que hace especialmente fácil la colocación de collarines; otro es el plato de rotación reemplazable, lo que ahorra tiempo de mantenimiento. La operación con una sola mano y un asa para transporte facilitan el uso del sistema en condiciones con poco espacio. La unidad de potencia apilable PP100 básicamente se maneja sola, según Atlas Copco. Sus funciones inteligentes monitorean el flujo y la temperatura del aceite, y su enfriamiento por agua y protección contra sobrecalentamiento mejoran la seguridad y confiabilidad. El sistema también monitorea el volumen de aceite y compensa diferencias de presión, permitiendo al operador trabajar con la PP100 a un ángulo de 45° sin pérdida de energía. Herramientas sencillas hacen fácil llenar usar aceite hidráulico en la mina.

El HRD100 presenta un ajuste de agua de cinco pasos que proporciona la cantidad correcta de agua para cualquier tarea de perforación. Cuando se detiene la perforación, el flujo del agua también se detiene automáticamente—pero el operador tiene la capacidad de forzar-alimentar agua para enjuagar el taladro si se atasca. Para minimizar el desecho, el agua usada para enfriar y enjuagar también acciona el pedestal empujador.
www.atlascopco.com

Compartir