Según la a Administración Nacional de Asuntos Oceanográficos y Atmosféricos de Estados Unidos (NOAA), el calor es la principal causa de mortandad relacionada con el clima en los Estados Unidos. No es necesario que les diga a los trabajadores, durante esta onda de calor récord de 2012, que utilizar cascos de seguridad incómodos y calientes en el trabajo literalmente puede hacerlos enfermar. Para combatir la acumulación de calor bajo el casco, que puede causar fatiga y estrés por calor, el casco de seguridad ventilado Gateway Safety’s Serpent® lo logra con un sistema de flujo de aire CoolSense™, junto con seis ventilas a lo largo de la parte superior del casco, que promueve la liberación de calor y mantiene frescos a los trabajadores. Otras peculiaridades benéficas son un cojinete de ceja que absorbe la humedad y el sudor y una depresión para desviar el agua del rostro de los trabajadores.

El casco Serpent es el casco de seguridad ideal para las empresas que desean cumplir las obligaciones impuestas por la ley OSHA de proteger a sus trabajadores de los riesgos asociados con el calor. Asimismo, su peso ultraligero de tan solo 370 gr (13.1 onzas) asegura el confort al usarlo durante todo el día. Para un ajuste personalizado y seguro, el casco Serpent cuenta con una suspensión de nylon de seis puntos y un sistema de ajuste giratorio de trinquete.

El casco Serpent está hecho de un material sólido de polietileno de alta densidad que provee una protección excepcional contra impactos sin añadir peso. El casco Serpent de Gateway Safety satisface la norma ANSI Z89.1 para cascos de Tipo I, Clase C. Su ingenioso estilo en forma de cabeza de serpiente también hace que los trabajadores tengan buen aspecto además de mantenerlos seguros. La comodidad, el peso ligero y la excelente ventilación se combinan con una protección óptima para la cabeza para hacer del casco Serpent el ideal para ambientes calientes.

Compartir