Haver & Boecker, que introdujo su máquina cribadora Niagara T-Class el 2007, hace poco desarrolló un sistema de accionamiento recientemente diseñado para esta línea de producto, permitiendo más amplitud y combinaciones de velocidad giratoria. Esta nueva característica, de acuerdo a la compañía, permite lograr tamaños de corte pequeños y también ofrece la capacidad de manejar difíciles trabajos de clasificación con tamaños grandes de corte. Además, la máquina ahora presenta un nuevo sistema de protección contra el desgaste que reduce el tiempo muerto que se necesita para reemplazar elementos desgastados. La compañía también indica que a pesar que las máquinas Niagara T-Class anteriores tenían un ancho de plataforma estándar de 2,40 m, la introducción de un sistema de construcción modular ha permitido desde entonces la fabricación de máquinas con plataformas de tamizado de hasta 4,20 m de ancho.
www.haverscreeninggroup.com

Compartir