De acuerdo a los proveedores de Polar-Lube, la mayoría de los usuarios de herramientas de aire u control neumático no están al tanto que las líneas de aire pueden congelarse hasta los 40°F. Como la presión cae de 100 psi hasta presión ambiente a través de la herramienta o válvula, el aire comprimido, que siempre está a un 100% de humedad, se super-enfría rápidamente y puede congelar el equipos. La tecnología Polar-Lube reemplaza al lubricante regular en la unidad FRL y evita que ocurra el congelamiento. Simplemente agregándolo a la entrada de una herramienta congelada es capaz de descongelarla. Se afirma que protege las tuberías de aire hasta -60°F, y se dice que es muy apropiado para cualquier aplicación en espacio no calentado en molinos y plantas. De acuerdo al fabricante, lubrica y no afecta a los O-rings, sellos, aspas del rotor, tazones ni mangueras, y es compatible con todos los lubricadores de gota, neblina o automáticos del fabricante.
www.alexmilne.com

Compartir