Dust Control Technology ha desarrollado una familia de barras verticales para sus equipos de atomización de bruma que extiende la permanencia y el rango de la gotita, mientras proporciona una capacidad de enfoque más preciso. Al entregar millones de gotitas de 50-200 micrones por minuto a partir de actividades que generan polvo, unidades montadas en torres ayudan a las operaciones comerciales a lograr un control de partículas superior y a evitar que el polvo migre del lugar, según la compañía. Diseñadas para resistir cargas de viento de al menos 100 mi/hr, las torres están construidas de tubos de acero al carbono, galvanizados en caliente para resistir la corrosión. Actualmente hay disponibles tres tamaños de torres:  El tubo con base 6 pulgadas generalmente se emplea en alturas de torre bajo 15 pies, y es compatible con el paquete estándar de oscilación. Para una mayor elevación, se usan torres de 8 pulgadas de diámetro, y para aplicaciones par trabajo pesado hay disponibles torres montadas en bridas de 10 pulgadas de diámetro, que están aseguradas directamente dentro del concreto.  Disponible en alturas de hasta 20 pies, el gran diámetro permite a las mangueras y a los cables de alimentación ser ruteados dentro de la torre para protección y una apariencia “más limpia”. Las unidades montadas en bridas presentan oscilación programable, con un rango ajustable por el cliente que va entre 0-359º. Peldaños, plataformas de trabajo, bombas de carga horizontal y sistemas de dosificación de aditivos están disponibles como opciones. Una vez instalada, los usuarios tienen dos opciones para levantar y bajar la torre: Un gato manual permite a los operadores usar el mango del gato para cambiar la altura. Cuando están equipadas con un gato eléctrico opcional, los cambios de altura se pueden hacer por medio del panel de control o de la unidad de control remoto.
www.dustboss.com

Compartir