Para aquellos que creen que la información es poder, y quién no piensa de esa manera en estos tiempos, extender el conocimiento técnico de una empresa a través de toda su estructura, es una forma de garantizar una producción más eficiente. Hasta hace poco, los campos de trabajo que operan en lugares remotos, por su naturaleza son expuestos a condiciones ambientales extremas y eran dejados al margen de esta línea de pensamiento.

Sin embargo, debido a avances en el diseño y manufactura de cables de fibra óptica reforzados, ahora se pueden instalar conexiones de hasta 10 Gigabits en lugares muy remotos como Plataformas Petrolíferas semi-sumergibles, Plantas generadoras de electricidad, Plantas de Tratamiento de Agua, Acerías, Metalúrgicas, Plantas de Procesamientos Químicos. La experiencia de una Planta Productora de Carbón nos dice cómo un Gerente de Planta, puede ahora confiar en los cables de fibra óptica reforzados para transmitir todas las comunicaciones de Planeamiento de Recursos Empresariales (ERP) a los lugares más inhóspitos y con extrema eficiencia.

“Como parte de la implementación de esta red (ERP), decidimos extender nuestra red informática bajo tierra, hasta nuestras Minas Carboníferas usando cables de fibra óptica reforzados,” dice Tom Prokop, Gerente de Apoyo Logístico de CONSOL Energy Inc. “Ha habido ocasiones en que estructuras se han desmoronado completamente, y los cables quedaron enterrados bajo tierra entre las rocas, y aún así no perdimos ningún dato, ni la comunicación con nuestros empleados bajo tierra. Nuestros empleados pueden acceder a nuestro ERP, incluso a más de 32 Km de distancia de sus escritorios o Depósito. Este acceso les permite ordenar partes, mirar los esquemas electrónicos, acceder a control de datos, independientemente de su ubicación en la Mina. Esto significa un gran ahorro de tiempo y energía.”

Las Operaciones Carboníferas de Consol, consisten de 15 minas en 5 Estados. CONSOL es la compañía Carbonífera más grande del país, produciendo 67.4 billones de toneladas de carbón en el 2006, y 4.3 billones de toneladas de reservas de productos carboníferos recuperables y aprobados. Con más de 7,200 empleados, CONSOL mantiene un Centro de Investigación y Desarrollo, trabajando conjuntamente con el Gobiernos de los Estados Unidos, en el desarrollo de tecnología para carbón y gas metano así como su producción y utilización.

Como otras industrias que trabajan en ambientes inhóspitos, los Ingenieros de CONSOL necesitaban expender la Red de Planeamiento de Recursos Empresariales (ERP), que hasta entonces estaba restringida a las áreas de Administración, debido a la falta de una conexión física que pueda absorber una enorme carga de trabajo en un ambiente como el de las minas de carbón.

“En el transcurso de nuestra búsqueda, nos dimos cuenta que no había muchos cables de fibra óptica en el mercado capaces de cumplir con todos nuestros requerimientos, y a medida que íbamos descartando cable tras cable, encontramos la solución en un cable recientemente diseñado por Optical Cable Corp. y en ese momento sabíamos que teníamos la solución a nuestro problema,” dice Prokop.

Optical Cable Corporation (OCC) es pionera en el diseño y producción de cables de fibra óptica para uso en operaciones industriales que operan en condiciones medio ambientales extremas. Su planta registrada bajo ISO 9001:2000 en Roanoke, VA., fabrica una gran variedad de cables de fibra óptica de alta frecuencia, para usos como Procesamiento de datos, comunicaciones de audio y video, incluyendo también cables para las operaciones industriales, comerciales y militares más extremas.

Sus años de experiencia en el diseño y producción de cables de fibra óptica, el uso de materiales seleccionados y su proceso de fabricación propietario, ponen a OCC en una posición de clara ventaja frente a sus competidores en el mercado de cables reforzados.

Este marcado refuerzo deriva su eficiencia y consistencia, a partir de una modificación de su diseño inicial. A diferencia de los diseños de tubo suelto que tienen solamente una capa muy delgada alrededor de cada fibra óptica, los cables reforzados tienen dos. En estos cables de diseño suelto, la capa protectora es de solo 250 micrones, ofreciendo una protección mínima a los cables de fibra de vidrio que están expuestos a condiciones ambientales y mecánicas difíciles. En el nuevo diseño de los cables de fibra óptica reforzados, cada fibra tiene, en adición a la capa protectora inicial, un refuerzo extra, lo que resulta en un cable con una capa reforzada que tiene un espesor de hasta 6 veces más que la capa inicial. En nuestro último diseño, hay aún una capa de protección adicional. Cada fibra óptica está rodeada de una capa de hilos de aramida y de una banda elastomérica comprimida. Estas unidades son muy resistentes, y capaces de soportar condiciones ambientales de extrema dureza.

En el caso de Optical Cable Corporation, los cables están hilvanados en forma helicoidal, cubiertos de una manga exterior inyectada a presión, que es un diseño especial. Este diseño “Core-Locked” garantiza que todos los elementos del refuerzo funcionen perfectamente. La estructura del cable actúa entonces como una unidad, casi como una cuerda. Esto hace que el cable pueda ser utilizado en instalaciones verticales, así como también haciéndolo muy resistente a la presión, al desgarramiento de su cobertura exterior y a sobrellevar medio ambientes muy agresivos. Algunos cables de fibra óptica reforzados exceden ampliamente los requerimientos mínimos establecidos por la industria con una resistencia a la flexión de miles de ciclos, resistencia a la presión de 2200 N/cm, y una habilidad de resistir 1.000 impactos bajo temperaturas extremas entre los -55°C a los +124°C.

“Consideraciones acerca de la seguridad también influenciaron nuestra decisión, porque todos los cables bajo tierra deben estar certificados en los Estados Unidos por la administración de Minas para asegurarse que no propaguen las llamas, o que no emitan gases tóxicos,” dice Prokop. CONSOL Energy disfruta de un record de seguridad industrial que es aproximadamente dos veces superior al promedio de la industria de minas subterráneas de carbón bituminoso.

“Es muy fácil conectar subterráneamente este cable que es de por si revolucionario,” dice Prokop. “Imagínense, es un medio con mucho polvo y muy sucio como para poder trabajar con cables no compactos y rellenos con gel que si uno los deja caer al piso, inmediatamente se impregnan de polvo. Pero con el nuevo diseño de OCC, que es seco, nunca hemos tenido problemas de degradación en la conexión en el momento de ensamblaje.

Con la instalación de cables de fibra óptica en las minas de CONSOL finalizada, el equipo de Prokop ha podido tomar ventaja de todo lo que ofrece el sistema de integración de informática de su red de Planeamiento de Recursos Empresariales (ERP).

“En este momento estamos operando con una combinación de 100 Megabits por segundo en fibras de multimodo (MM), y 1 Gigabit por segundo en fibras de modo sencillo (SM),” dice Prokop. “Nuestro equipo de mantenimiento tiene ahora acceso a todos los registros de mantenimiento, pueden mirar los esquemáticos y así ordenar partes de repuesto.”

“En el pasado, hubiéramos tenido que salir a la superficie de la mina, obtener un manual, y abrir una orden de compra – perdíamos una hora en promedio,” continúa Prokop. “Pero con este cable de fibra óptica reforzada hemos podido introducir la conveniencia de utilizar nuestros sistemas de información bajo tierra. Los cables nunca nos han fallado.”

En suma, gracias a los cables reforzados de fibra óptica de Tubo Ajustado, y por su alta calidad, podemos tomar ventaja de altas velocidades de transmisión de datos en condiciones ambientales extremas, que hasta hace poco estaban reservadas a oficinas administrativas, o centros de cómputos ubicados en zonas urbanas.

Compartir