En la perforación de exploración es crítica una penetración eficiente y productiva para los resultados tanto de los contratistas como de las faenas mineras. Mientras los contratistas de perforación continúan en busca de equipos más inteligentes y poderosos, herramientas mejor diseñadas que puedan desplazarse hasta el pozo más rápido y con menos frecuencia, y brocas más fuertes que duren por más tiempo en el pozo, los fabricantes se están centrando en algunos principios cruciales para impulsar su ingeniería de producto y desarrollar: una creciente productividad y seguridad para el cliente, y el diseño de sistemas inteligentes para manejar mejor la actividad de perforación y el rendimiento del equipo.

Escrito por: Zachary Keller, Relaciones Públicas; Two Rivers Marketing, Des Moines, Iowa
Información Entregada por: Boart Longyear®, Salt Lake City, Utah

En la perforación de exploración es crítica una penetración eficiente y productiva para los resultados tanto de los contratistas como de las faenas mineras. Mientras los contratistas de perforación continúan en busca de equipos más inteligentes y poderosos, herramientas mejor diseñadas que puedan desplazarse hasta el pozo más rápido y con menos frecuencia, y brocas más fuertes que duren por más tiempo en el pozo, los fabricantes se están centrando en algunos principios cruciales para impulsar su ingeniería de producto y desarrollar: una creciente productividad y seguridad para el cliente, y el diseño de sistemas inteligentes para manejar mejor la actividad de perforación y el rendimiento del equipo.

Además de producir productos robustos y confiables, ha habido una explosión de desarrollo de productos e innovación que pone a la seguridad del operador como eje central del diseño. La investigación indica que la manipulación manual (valga la redundancia) de la barra es la mayor causa de lesiones por perforación en terreno. Y con operadores de perforadora manejando hasta 15.000 barras al año—un equivalente a aproximadamente 750.000 libras—la seguridad se ha convertido rápidamente en una de las principales preocupaciones.

Además de las potencialmente trágicas consecuencias, los tiempos muertos en un proyecto sostenidos como resultado de lesiones es algo que los contratistas y las compañías mineras mal pueden permitirse en el clima económico de hoy en día. Con empresas mineras ajustando sus operaciones para permanecer rentables, embarcándose en iniciativas de ahorro de costos y esperando que sus contratistas de perforación maximicen ya escuálidos presupuestos de exploración, los nuevos productos que cumplan con el trabajo en forma más rápida, segura y precisa, están en una creciente demanda.

Productividad
Con importantes inversiones en equipos en peligro, los contratistas de perforación no pueden permitirse equipos que se utilicen poco. Incluso durante los recientes tiempos de bonanza, muchos contratistas de perforación se dieron cuenta que no siempre era práctico agregar equipos que solamente sean capaces de una aplicación a su flota. Astutos fabricantes han respondido al continuar invirtiendo en líneas de equipos multipropósito, capaces de realizar diferentes tipos de métodos de perforación. Australia sigue llevando el pandero en el uso de equipos multipropósito, pero otras regiones han respondido rápidamente también. Por ejemplo, a pesar que los equipos multipropósito a menudo se usan en exploración de perforación a diamante de pozo profundo, los contratistas se han dado cuenta de una ventaja competitiva en el uso de equipos con capacidad de circulación reversa (RC)—especialmente para trabajo antes de poner los collarines y de paso contratos RC más pequeños. Dentro del mercado Medioambiental y de Infraestructura, los requerimientos del proyecto a menudo demandan equipos extremadamente adaptables. Los contratistas cumplen estos requisitos específicos de cada faena mediante el uso de equipos multipropósito para realizar trabajo de investigación geotécnica y de sub-superficie, perforación geotérmica y extracción de núcleos mediante cable, todos desde la misma perforadora. Sin embargo, la funcionalidad es solamente una parte de la utilización del equipo—avala disponibilidad también es clave. Los contratistas con un más alto porcentaje de equipos multipropósito a menudo concretan movilización más rápida.

Mientras los fabricantes trabajan para desarrollar funcionalidad común a través de las líneas de producto, muchas de los mismos requerimientos aún existen en el terreno. Los contratistas en perforación siguen demandando equipos capaces de entregar más potencia por libra, con mayor movilidad y que deje menos huellas. Estos equipos le entregan al contratista un mejor acceso a espacios remotos o confinados, en aplicaciones de superficie o subterráneas. Los equipos más poderosos en el mercado ahora utilizan sistemas hidráulicos con sensor de carga que entregan la máxima cantidad de potencia a los cabezales de las perforadoras, además de una mejor economía de combustible. Las mangueras, bombas y el enfriador hidráulico también han evolucionado significativamente para garantizar un mejor manejo de la energía y una mayor duración del aceite y el motor.

Existe una demanda de productividad similar para las herramientas y para los insumos en el terreno. La duración de la broca es una preocupación crítica en aplicaciones de perforación y exploración, ya sea perforando roca dura o en formaciones más blandas. Las brocas que duran más entregan ahorros cada vez mayores al maximizar la cantidad de tiempo que los operadores pasan “en el pozo”, al mismo tiempo que reducen el número de brocas requeridas para llevar a cabo un proyecto. Esto es espacialmente importante en trabajos de pozo profundo, donde se requiere una cantidad significativa de tiempo para extraer las barras y reemplazar la broca desgastada. Además, la tecnología de extracción de núcleo por cable se ha desarrollado significativamente en los últimos 50 años desde que fue introducida. Los mejores conjuntos en el mercado ahora permiten a los operadores desplazarse pozo abajo más rápido, con menos resistencia, mientras manejan el fluido. Esta tecnología no sólo aumenta la capacidad de desplazamiento lateral, sino que reduce significativamente los costos por remplazo y el tiempo de preparación.

El uso de barras más eficientes también reduce los costos operacionales y mejora la productividad general del equipo. Se necesita más tiempo para colocar las barras pesadas en su lugar y poner una mayor carga en las sartas de perforación, afectando directamente la capacidad de profundidad de un equipo. Ahora hay barras más fuertes y livianas en el mercado que aumentan significativamente las velocidades de caída y aumentan la seguridad del operador.

Enfoque en el Operador
Además de barras más livianas, los equipos más avanzados del mercado ahora presentan sistemas de manipulación sin manos, capaces de transportar barras y hacer uniones quiebre. Esta tecnología saca completamente al operador del proceso, y elimina el riesgo de lesiones mediante la manipulación manual de las barras. Algunas de las últimas perforadoras del mercado presentan nuevos diseños innovadores que continúan protegiendo al operador al simplificar las protecciones encerrando partes móviles y utilizando amortiguadores de sonido para hacer que la perforadora funcione con poco ruido. Además de las precauciones de seguridad en el área de perforación, también ha habido un significativo trabajo desacoplando al operador del equipo mediante sistemas remotos y de control por cable, y electrónica avanzada. Los equipos que utilizan esta tecnología ponen al operador fuera del camino del daño.

La electrónica también se usa para ayudar a los perforadores a manejar la operación del equipo en forma más eficiente y precisa. Tecnología inteligente se está siendo desarrollada para monitorear la perforación y garantizar un rendimiento óptimo basado en las condiciones, formación del suelo y otros parámetros.

Compartir