A pesar de la pandemia COVID-19 y de cierta instabilidad social, la exploración y las inversiones en materia minera no cesas en el Perú.

La minería en el Perú experimenta una acelerada recuperación, apuntalada por nuevas inversiones y aumentos sustanciales en los precios de los metales

Por Oscar Martinez, Editor en Latinoamérica

Se espera que la actividad minera en el Perú, que cerró un año 2020 con grandes desafíos debidos principalmente a la pandemia COVID-19 y la manifestación de algunos conflictos sociales, logre una pronta y sostenida recuperación que ya comienza a evidenciarse en las cifras del primer trimestre de este año informadas por el Ministerio de Energía y Minas (MINEM) de ese país, con nuevos proyectos y un interesante nivel de inversiones.

Las inversiones mineras al mes de marzo de 2021 sumaban 372 millones, significando un aumento intermensual de 25.1%. Sin embargo, se reflejó una contracción de 5.9% en relación a marzo de 2020 (US$395 millones). Cabe precisar, que la inversión materializada en los rubros Exploración y Otros, reportaron variaciones positivas entre años de 20,1% y 240,5%, respectivamente. Existen 60 proyectos de exploración minera para el 2021, distribuidos en 16 regiones del país, y que implican una inversión conjunta de US$506 millones.

Según el MINEM, las empresas mineras con mayor participación en equipamiento minero a marzo de 2021 fueron: Minera Las Bambas S.A. representando el 22,2%, seguido de Southern Perú Copper Corporation con el 12,5%, y en tercer lugar Anglo American Quellaveco S.A. con el 10,9% de participación.

Para el año en curso, el país espera ver la construcción de al menos siete importantes proyectos mineros que incluyen la Ampliación Shouxin (US$140 millones), Chalcobamba Fase I (US$130 millones), Corani (US$579 millones), Yanacocha Sulfuros (US$2,100 millones), Optimización Inmaculada (US$136 millones), San Gabriel (US$422 millones) y Pampacancha (US$70 millones). Esta última es un yacimiento satélite de cobre y oro de alta ley cercana a la comunidad de Chilloroya, ubicada a 7 km de las instalaciones de procesamiento de la Mina Constancia de Hudbay y que se prepara para su puesta en marcha oficial durante el segundo trimestre de este año.

Para marzo de este año, la producción minera ya reflejaba una mejora intermensual en los niveles de producción de cobre (+6.5%), oro (+17.7%), zinc (+0.1%), estaño (+22.3%) y molibdeno (+17.3%) en relación a febrero del mismo año. Con lo cual se evidencia la sostenible recuperación que viene presentando el subsector minero en el tiempo transcurrido del año.

Para el año, la entidad calcula un PIB minero metálico con una variación positiva del 15.1% con una proyección macroeconómica de crecimiento 2020-2022 del orden de un 14,4%, según estimaciones del Banco Central de Reserva del Perú.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que existe una serie de variables externas que podrían impactar las expectativas de crecimiento. Esto hace necesario analizar e implementar acciones para garantizar la viabilidad del portafolio de proyectos mineros anta la posibilidad de nuevos rebrotes de Covid-19 o incluso ante el surgimiento de nuevos conflictos sociales. En este sentido, es importante destacar que los acontecimientos en esta materia el año recién pasado han demostrado que la aplicación de nuevas modificaciones al marco regulatorio que rige las actividades de exploración, por ejemplo, seguramente tendrán un impacto positivo que será visible en el mediano plazo.

Las Nuevas Inversiones de Southern Copper

En el Perú, la cartera actual de proyectos aprobados de Southern Copper, filial del Grupo México, asciende a US$2.800 millones, de los cuales ya se han invertido US$1.600 millones. Si se incluyeran los prometedores proyectos Michiquillay (US$2.500 millones) y Los Chancas (US$2.800 millones), el programa de inversiones de Southern Copper en el país refleja una inversión total de US$7.900 millones.

El 8 de julio de 2019, a Southern Copper Corporation se le otorgó el permiso de construcción del proyecto Tía María. Un proyecto greenfield de cobre SX-EW de 120,000 toneladas anuales con un presupuesto de capital total de 1,400 millones de dólares.

El gobierno peruano había otorgado el permiso luego de completar un exhaustivo proceso de revisión, cumpliendo con todos los requisitos reglamentarios establecidos y atendiendo todas las observaciones planteadas. Sin embargo, surgieron nuevos obstáculos en el camino y actualmente la compañía espera que el Gobierno del Perú otorgue un permiso definitivo que destrabe la construcción de Tía María para comenzar a contratar trabajadores de la zona donde se ubica el proyecto. Los desafíos en torno al permiso de construcción se habían superado, cuando el 30 de octubre de 2019 el Consejo Minero del Ministerio de Energía y Minas de Perú ratificó el permiso de construcción del proyecto Tía María.

Southern Copper espera seguir apostando por el Perú, pese a la crisis derivada de la pandemia de COVID-19 y a la incertidumbre política generada por el proceso electoral, según un ejecutivo de la compañía minera.

La compañía prevé invertir US$77,5 millones el presente año en labores relacionadas con sus tres proyectos de cobre a rajo abierto de Los Chancas, Michiquillay y Tía María.

En el proyecto de US$2.800 millones Los Chancas, la empresa invertirá este año US$50 millones, fundamentalmente en trabajos relativos a temas de desarrollo social y ambiental y labores en las comunidades. En Michiquillay, la inversión prevista para 2021 es de US$22,5 millones, destinados a programas sociales y la información detallada del estudio de impacto ambiental. En Tía María inyectará este año US$5 millones.

En los tres proyectos, Southern planea trabajar con camiones mineros autónomos.

La mina Toquepala continúa mejorando su infraestructura tecnológica al adquirir una nueva red LTE que traerá conectividad de cuarta generación a su operación y les permitirá estar a la vanguardia del uso de tecnologías nuevas y avanzadas dentro del sector minero.

En proyectos medianos, la compañía contempla inyectar US$490 millones este año, principalmente en los activos Cuajone, Toquepala e Ilo, en los cuales busca implementar tecnología, automatizar procesos y utilizar los camiones volquetes eléctricos más grandes del mercado. Southern también prevé usar tecnología 5G para monitorear equipos y optimizar comunicaciones, así como un sistema de control de acceso remoto seguro, enfocado en la ciberseguridad.

Además de lo anterior, Southern gastará US$89 millones en la expansión del embalse de relaves Quebrada Honda en Toquepala. Otros trabajos incluyen construir talleres de mantenimiento en la mina Cuajone y en la concentradora Toquepala, reubicar instalaciones por la expansión del rajo en Toquepala, construir un sistema de drenaje y retiro de material en Toquepala, e instalar cogeneración de energía en Ilo.

En la región Moquegua, ya finalizó el estudio financiero para determinar la viabilidad económica de su proyecto de ampliación de la mina Cuajone, valorizado en US$650 millones. Del monto total, US$6 millones se gastarán en los estudios de ingeniería y la evaluación global de los Estudios de Impacto Ambiental (EIA), así como en el análisis de costo beneficio. Según información de la minera, la ampliación permitirá que el proyecto pase a procesar 120 mil toneladas por día; es decir, 30 mil toneladas más de las que procesa actualmente. Tan sólo para este año, en Cuajone se invertirán 40.7 millones de dólares, y para 2022 se destinarán US$57.6 mlls. “Los principales proyectos a los que se destinará inversión serán los trabajos que se realizarán en la Optimización Chancado en Cuaternario HPGR; reemplazo y reubicación de tubería de agua fresca de Suches a Cuajone; y los talleres de mantenimiento en mina.

En la provincia de Ilo, la compañía cuenta con dos plantas metalúrgicas operando. Así, en la expansión de la Fundición de Ilo, busca incrementar la capacidad de procesamiento de 1.2 M t/año de concentrado a 2.2 millones t/año. Además, contaría con plantas para capturar las emisiones de sulfuro y producir ácido sulfúrico, el cual se destinaría a las nuevas operaciones de lixiviación o venta.

Respecto a la Ampliación de la Refinería de Ilo, la compañía informó que ampliará la capacidad de 290,000 t/a de cátodos de cobre a 430,000 t/a, permitiendo añadir valor agregado a la producción de la Ampliación Toquepala, consolidando de esta manera un polo de desarrollo industrial minero metalúrgico en el sur del Perú.

De aquí a 2025, la compañía planea realizar una inversión total de US$1.771 millones en proyectos de mediana envergadura. De este monto, US$490 millones se invertirían en 2021, US$531millones en 2022 y el resto entre 2023 y 2025.

La Transformación Digital de Las Bambas

Las Bambas, una de las principales productoras de cobre del Perú, observa que las leyes de mineral en su rajo Ferrobamba, otrora altas, descienden y por ello le urge a la empresa poner en producción el rajo Chalcobamba, con el que mantendrán su ritmo de acarreo de 600,000 toneladas diarias y un procesamiento de 145,000 toneladas métricas por día de mineral en sus dos molinos de bolas y SAG.

Para hacer frente a este obstáculo geológico y anticipado en la minera, la empresa tiene ya presupuestados US$2,000 millones para apoyar la producción actual en los próximos cinco años, y esperan pronto ingresar a zonas con mejores leyes de mineral.

En estricto rigor, no se trata de una expansión minera, sino solo un plan para mantener sus niveles de producción actuales durante el próximo lustro y aprovechar los precios de los metales industriales.

En Las Bambas han comenzado además la ejecución de un plan de transformación digital para mejorar procesos y optimizar indicadores. La operación actualmente cuenta con 30 camiones mineros con capacidad para 400 toneladas de acarreo, cinco palas eléctricas, tres palas hidráulicas, dos estaciones de chancado que reducen el mineral a un tamaño de seis pulgadas y en los primeros meses del próximo año, sostuvo Orderique, esperan poner en funcionamiento un tercer molino en su planta concentradora.

Desde el 2020, Las Bambas vienen aplicando herramientas y plataformas tecnológicas como una red LTE (4G) privada, que le permite contar con una cobertura de comunicación superior al 90% en toda su operación, otorgándole además la posibilidad de conectar diversos instrumentos y equipos industriales.

Las Bambas produjo más de 300,000 toneladas de cobre al cierre del 2020 y casi 400,000 toneladas en 2019. Para este 2021, la empresa espera una producción de hasta 390,000 toneladas del metal rojo.

En 2019, MMG firmó un contrato con Nokia y Telefónica del Perú para habilitar y avanzar proyectos de digitalización en sus operaciones de Cotabambas, en Apurímac. El acuerdo incluye el despliegue de una red privada 4G LTE, que ya está en servicio desde junio del año pasado.

Al respecto, MMG señaló que la nueva red aumentó la capacidad de datos de transmisión y mejoró la cobertura en la operación minera. “Esto permite que dispositivos que antes estaban aislados y requerían presencia física para tomar lecturas se conecten de forma segura y automática,” declaró.

La empresa de capitales chinos también indicó que esta innovación permitirá implementar en las operaciones de Las Bambas otros avances en tecnología en el futuro; como por ejemplo, realidad aumentada, gemelos digitales, Internet industrial de las cosas (IoT) y mayor movilidad, entre otros.

La propietaria de Las Bambas también está estudiando la posibilidad de incorporar camiones autónomos en la faena. Actualmente la flota en el rajo Ferrobamba incluye 18 camiones Komatsu 980E; 44 modelos Komatsu 930E-4SE junto con 15 máquinas Caterpillar 797F. Estos vehículos se cargan con cinco palas de cable (dos Cat 7495 y tres Komatsu P&H 4100) más una cargadora de ruedas grande Komatsu L-2350 y tres excavadoras hidráulicas Cat 6060. Razón por lo que la minera tiene una amplia experiencia tanto en transmisión eléctrica como mecánica.

La automatización en materia de perforación ha avanzado en el actual rajo Ferrobamba de Las Bambas. Actualmente, la compañía está realizando un diagnóstico sobre perforación remota con el proveedor minero Epiroc, que aún no es autónoma. Para el control remoto se ha construido un DOC (Digital Operation Center) Fase 1 en Lima, a más de 1,000 km de la operación.

Ampliaciones y Mayor Producción En Buenaventura

Compañía de Minas Buenaventura es una empresa peruana productora de metales preciosos con más de 68 años de experiencia en actividades de exploración, desarrollo, construcción y operación de minas. Para el 2021, la compañía espera producir 246.000 oz de oro en 2021, aunque advierte que esta proyección podría verse afectada por la pandemia COVID-19.

Durante el año recién pasado, la producción de zinc en su mina Tambomayo estuvo dentro de lo proyectado en su pauta de producción 2020. En el caso del plomo, este metal sobrepasó los cálculos establecidos para el periodo; mientras que el oro no alcanzó los mínimos estimados. La mina produjo 57.000 onzas de oro y 1.4 millones de onzas plata. Para el 2021 la compañía espera producir entre 69.000 y 75.000 onzas de oro y la misma cantidad de onzas de plata que el 2020.

El proyecto Uchucchacua, debido a la disminución de mano de obra producto de la pandemia, alcanzó producir 4.5 millones de onzas de plata, 4000 toneladas de plomo y otras 4000 de zinc. En este año, Buenaventura espera producir en esta unidad minera hasta 9 millones de onzas de plata y 10 000 toneladas de zinc.

En otras faenas tales como Tajo Norte, de El Brocal, sin embargo, superó los estimados “debido al acceso a áreas de alta ley como resultado del desmonte acelerado.” Produjo 2.6 millones de onzas de plata, 45 000 toneladas de zinc y 29 000 toneladas de cobre.

Yanacocha es la mina de oro más grande de Sudamérica y la segunda a nivel mundial. Actualmente, uno de los desafíos de minera es sacar adelante el proyecto Quecher Main, que según estimaciones le permitirá incrementar la vida de la mina hasta el 2027 e incrementar su producción entre 100,000 a 150,000 onzas de oro a partir del año 2020.

Quecher Main tendrá un impacto significativo sobre todo en los distritos de La Encañada y Los Baños del Inca, en Cajamarca, donde contratará empresas locales y mano de obra de la zona. Además, servirá como primer paso para la construcción del proyecto de largo plazo Yanacocha Sulfuros, el cual explotará los depósitos de sulfuros restantes.

Quecher Main es un proyecto de óxidos de oro que de ejecutarse tal como fue concebido produciría 250,000 onzas de óxido de oro al año. Su producción comercial comenzó en Octubre de 2019, antes de los previsto originalmente.

Según la empresa, si los resultados económicos y financieros son positivos para los proyectos de cobre y oro se tendría un traslapamiento (transición) entre la producción de Yanacocha Sulfuros y Quecher Main. A mitad del proyecto Quecher Main incluso se podrían sumar las onzas de este nuevo proyecto que son básicamente depósitos de cobre y oro. Los proyectos Quecher Main y Yanacocha Sulfuros se encuentran dentro de la misma operación, y significarán un gran cambio en el modelo de producción de la empresa puesto que se estaría realizando una transición desde una minería a rajo abierto a una minería subterránea.

Se espera que Yanacocha Sulfuros agregue 500.000 oz de oro al año. El proyecto de US$2.100 millones está diseñado con la intención de extender la vida útil de Yanacocha hasta el 2039, y debiera recibir luz verde una vez superada su evaluación económica y demostrada su rentabilidad futura.

Quellaveco Pionero en Transformación Energética

Quellaveco se convierte en el primer proyecto de gran minería en el Perú en iniciar la transformación de su matriz energética. El 31 de Marzo, Anglo American y ENGIE Energía firmaron un contrato para suministrar al Proyecto Quellaveco energía de fuentes renovables en su etapa operativa, en especial de la futura central eólica Punta Lomitas, que se ubicará en Ocucaje, Ica.

El acuerdo con ENGIE Energía Perú considera un consumo de 187 MW, la demanda total de Quellaveco en su fase productiva, que estará respaldado por las fuentes de energía renovable de ENGIE Energía Perú, en especial de su futura central eólica “Punta Lomitas,” ubicada en Ocucaje-Ica, y cuya construcción está prevista para iniciar en el segundo semestre de 2021. Así, esta iniciativa a favor de energías limpias se suma a otras operaciones del Grupo Anglo American que ya lo han hecho en la región, como las de Chile y Brasil. Los acuerdos alcanzados comenzarán a regir desde 2022 y consideran un plazo total de 15 años, tiempo en que será certificado por la entidad internacional IREC Standard.

La empresa también pretende convertirse en la primera mina 100% digital de Anglo American en el mundo y contará con el primer y más moderno centro integrado de operaciones que permitirá correr modelos con inteligencia artificial, tomar decisiones en tiempo real y emplear las ventajas del big data, según la compañía.

Se espera que la primera producción de cobre de Quellaveco se materialize el año próximo, y que la operación alcance su capacidad de producción total en 2023. Durante los primeros diez años de producción, la mina producirá aproximadamente 300,000 toneladas por año a un costo en efectivo de US$1.05 por libra de cobre.

Camiones Autónomos Para Antamina

Antamina es una de las 10 minas más grandes del mundo en capacidad de producción de cobre y zinc. El proceso de producción inicia en la extracción del mineral, y acaba en el traslado del mineral desde los Andes hasta el Puerto Punta Lobitos, para su embarque en Huarmey, a través del mineroducto que recorre 304 km llevando el concentrado del mineral en forma de “pulpa,” donde el 40% es agua que se reutiliza.

Recientemente, la compañía anunció que está analizando renovar su flota de camiones con vehículos autónomos para mejorar la productividad de su mina polimetálica en la región Áncash. Se busca llevar a cabo una conversión progresiva, con camiones de capacidad de 380-400 toneladas con camiones ultra-class de diferentes marcas. Actualmente la flota en la mina está integrada por alrededor de 120 camiones Komatsu.

Además, la mina está abocando gran parte de sus esfuerzos en resolver cuellos de botella en el área de chancado y trabaja en nuevas opciones de gestión de relaves.

Hace poco, en tiempo record, y con cero accidentes, la compañía realizó algunos mejoramientos para aumentar su productividad, específicamente en algunos equipos y conexiones de su molino de bolas #3. Estos cambios permitirán restituir la confiabilidad operativa garantizando la disponibilidad mecánica y asegurando los niveles de producción de concentrados.

Los socios de este joint venture son: Glencore (33,75 %), BHP Billiton (33,75 %), Teck (22,5 %) y Mitsubishi Corporation (10 %).

Anglo American firmó un contrato con ENGIE Energía Perú para convertir el total del suministro eléctrico de su proyecto Quellaveco (187 MW) a energía 100% verde.

Compañía Minera Antamina está ubicada en la región Ancash, a 270 km al noreste de Lima, a una altitud de entre 4,200 y 4,700 m.s.n.m. (Concentrado Cu: 1,185,934 dmt, Concentrado Zn: 460,227 dmt).

Por otra parte, Antapaccay, otra faena de Glencore en el Perú, y que se ubica en la región Cusco, provincia de Espinar, 4.100 m.s.n.m. recientemente se convirtió en la primera empresa minera en recibir la certificación de “Great Place to Work®,” por las experiencias positivas reconocidas por sus trabajadores.

Atacocha Optimiza Sus Operaciones

La mina a rajo abierto Atacocha San Gerardo en Perú, de propiedad de Nexa Resources, ha reanudado sus operaciones y al cierre de este reportaje ya se encontraba en plena producción. La producción se había detenido el 3 de marzo de 2021 debido a algunas protestas en la zona. Conflicto que posteriormente fue superado gracias a un diálogo continuo de la compañía con la comunidad y las autoridades de Machcan.

Actualmente se están planificando actividades tendientes a la optimización de las operaciones, en base a un informe técnico que la empresa presentó al Servicio de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles, en que se puntualiza que será necesario construir una chimenea de paso para el traslado de mineral procedente del rajo San Gerardo, desde el interior de la mina hasta la zona de chancado de la planta concentradora que tiene una capacidad de procesamiento de 4.5 mil toneladas de mineral por día.. La chimenea de paso (identificada como Ore Pass 09) se ubicará en el noreste del rajo San Gerardo, donde se habilitará una plataforma superficial de 16 m2 que servirá de base para una losa de concreto que soportará el equipo de perforación.


Con las actividades de explotación ya en curso, se espera que Pampacancha logre su primera producción en el segundo trimestre, y llegue a una producción anual de cobre de más de 100.000 toneladas.

Luz Verde Para Pampacancha 

Con una inversión de más de US$70 millones, y la aprobación tanto comunitaria como gubernamental, el proyecto de oro-cobre de Hudbay inaugura sus operaciones este año .

El 7 de abril, Hudbay Minerals Inc., una empresa minera una empresa minera canadiense diversificada que produce principalmente concentrado de cobre y zinc, concretó un acuerdo final autorizándolo como usuario del terreno para su faena Pampacancha, dando inicio a las actividades extractivas en el rajo de la mina. Lo anterior luego de haber recibido los permisos finales y luego de haber completado el proceso de Consulta Previa.

Pampacancha es un depósito satélite de oro-cobre de alta ley ubicado en la comunidad de Chilloroya, a 7 km de las instalaciones de procesamiento de su mina Constancia.

Las actividades previas a la explotación, incluida la construcción de carreteras y los trabajos de preparación del sitio comenzaron en enero.

El Vicepresidente de la Unidad de Negocios Sudamérica, Javier Del Río, le contó a Equipo Minero que Pampacancha contribuirá además a aumentar la producción de cobre y oro en mina Constancia entre el 2022 y el 2025. Las reservas probadas y probables al 1 de enero se han calculado en 39.900.000 toneladas con leyes de 0,60% de cobre y 0,36 g/t de oro.

“Esto ha sido un trabajo en conjunto de colaboración entre la compañía y la comunidad. Esto ha significado para la comunidad una inversión directa de capital, con una “inversión social” de más de US$1 million al año, en adición a los programas que tenemos ya con ellos y al arriendo de equipos por aproximadamente US$1,4 millones. Nuestro compromiso es dejar a las comunidades mejor de como las encontramos,” explicó Del Río. También detalló que la empresa busca un relacionamiento de largo plazo con la comunidad, de lo cual están muy orgullosos. “Pampacancha es un rajo angosto, entonces tendremos solamente vamos a poder tener una pala y una flota cautiva. Pampacancha se va a minar al mismo tiempo que Mina Constancia. Esperamos alcanzar la producción nominal de diseño dentro de este segundo trimestre.”

El oro de Pampacancha será cargado en camiones y transportado a las instalaciones de procesamiento de Constancia. El mineral irá al chancador primario y luego a la correa transportadora, para ser transferido al molino. Una vez allí se reducirá el tamaño del mineral y se liberará el cobre y el oro. Luego el material se distribuirá en celdas de flotación, donde la solución rica será separada para extraer un concentrado de cobre y oro. Después el concentrado pasa a las áreas de espesamiento y filtrado, donde se remueve el cobre. De allí el concentrado es cargado y enviado a puerto.

En cuanto al manejo de las aguas, el 90% del agua usada en el proceso proviene del depósito de relaves (TMF) y el resto de pozos de extracción de agua del rajo. Las instalaciones de procesamiento de la mina utilizan agua sin-contacto.

Hudbay espera que la primera producción de oro se materialice en el segundo trimestre del 2021 y, con las mayores leyes minerales de Pampacancha entre 2022 y 2025, además de nuevas reservas Constancia Norte, se calcula que la producción anual de Constancia supere las 100.000 oz.

Compartir