El servicio de logística para la industria minera es mucho más que sólo entregar insumos
Por Simon Walker, Editor en Europa

Solía ocurrir que las comunidades surgían por detrás de las minas. El descubrimiento llevaba a la explotación, y el pueblo crecía en torno al castillete. Sin importar lo remoto del lugar—por ejemplo la ciudad cerca de la mina de diamantes de Mirny en Siberia oriental—los mineros llegaron, se establecieron y el pueblo se desarrolló. Algunas comunidades incluso se desplazaron según las minas se inauguraban o se cerraban, como en Sherridon Manitoba, cuando Sherritt Gordon Mines se mudó con camas y petacas más al norte, a Lynn Lake a principios de los 50s.

Hoy en día, la situación es más bien diferente. Se siguen descubriendo y explotando minas en lugares remotos, pero la filosofía operacional ha cambiado. Por una parte, las compañías mineras ya no están dispuestas a invertir en infraestructura comunitaria para apoyar a las minas que tengan una vida útil de menos de 15 o 20 años. Por la otra, los mineros y sus familias tienen mayores expectativas con respecto a prestaciones sociales, educación, atención médica y entretención, que a menudo están disponibles en lo que se conoce como ‘ciudad minera.’

La solución: el trabajo rotativo (FIFO), que claramente tiene implicaciones de costo para la empresa minera en términos de viajes aéreos, ahorro en inversión de capital en infraestructura de largo plazo. Para el minero, su hogar sigue estando en partes pobladas de Australia Occidental, Queens-land ó Alberta, con periodos alternados de trabajo en la mina y relax en su ambiente familiar. Estadísticas recientes sugieren que cerca de la mitad de la fuerza de trabajo minera en Australia ahora opera sobre una base FIFO, un cambio que ha traído grandes oportunidades para que la empresas ofrezcan servicios que van desde la administración completa del campamento hasta la manipulación y transporte de suministros, a menudo a través de largas distancias en condiciones difíciles.

Hoy, la actividad logística está firmemente instaurada en la psiquis de la minería. Ahora ya no se trata simplemente de enviar suministros y equipos—tales como platos y motores de bombeo de vapor completos desde el Reino Unido a Perú o México—sino del abastecimiento de una completa línea de servicios sobre una base de contrato de largo plazo.

Campamentos se Ajustan a la Situación
La imagen del explorador canoso o del minero sentado afuera de la cabaña de madera que él cortó de la madera virgen que está alrededor de su campamento tiene un carácter perdurable, pero tiene poca relación con estándar de los campamentos e instalaciones disponibles y pensados para personal minero y de exploración hoy en día. Se exige un alto estándar de comodidad y limpieza, aunque matizado por la realidad en relación a las circunstancias de cada lugar, y si esto no se cumple, la escasez de mano de obra calificada en muchos de los principales países mineros significa que la fuerza de trabajo podría estar interesada en trasladarse a otro sitio. Si la única razón es mantener una fuerza de trabajo estable, entonces, las compañías tienen que proporcionar no solamente un alojamiento cómodo, sino también un servicio de buena calidad correspondientes.

El diseño de los campamentos mineros y de exploración ha avanzado mucho en los últimos años, a medida que crecen las expectativas. Es verdad, puede que los campamentos de exploración aún sean rudimentarios, pero los estándares básicos ahora son más altos que nunca antes, incluso para alojamiento en carpas. El nivel de aprovisionamiento de las instalaciones depende enteramente, por cierto, de la etapa a la cual haya avanzado un proyecto: no tiene mucho sentido equipar un campamento como un hogar si la única tarea en cuestión es tomar muestras al azar durante la primera etapa de exploración. Ciertamente, un proyecto en esta etapa puede ser abastecido desde la relativa comodidad y seguridad de una comunidad local, en lugar de tener que depender de sus propias instalaciones solamente. Simplemente depende de la ubicación y de la geografía, como también del presupuesto.

Sin embargo, hacer que el proyecto avance a la siguiente etapa y la necesidad que un acceso más fácil al lugar para los perforistas y  geólogos son factores que se vuelven apremiantes. Después de todo, no tiene mucho sentido viajar largas distancias cada día entre el lugar de alojamiento y la plataforma de perforación, especialmente cuando el tiempo es dinero y los inversionistas están ansiosos por ver los resultados de los análisis. Así y todo, el lujo difícilmente es propósito allí, aun cuando es esencial contar con instalaciones limpias para el servicio alimentación y las horas de esparcimiento, como también lo es el suministro de un sistema de comunicación que permita a los geólogos transmitir datos de terreno en forma rápida y segura a la oficina de ingeniería del proyecto.

Sumar más gente al proyecto, y la necesidad de un campamento con todos los servicios disponibles se vuelve cada vez más importante. Los costos son obviamente mayores, pero la oportunidad para que el prospecto se convierta en un recurso también es mayor. La construcción, por otra parte, trae consigo sus propios desafíos, ya que mucha de la fuerza de trabajo empleada—tanto para armar los equipos, como para desarrollar infraestructura tal como puertos, caminos y ferrocarriles—estará en el lugar sólo temporalmente. En algunos casos, puede ser más rentable cambiar de usar el campamento para alojar a personal de construcción a alojamiento para personal de operaciones según sea necesario, mientras que en otros puede considerarse más apropiado separar instalaciones.

Una diferencia importante es que el alojamiento para personal permanente normalmente se asigna a cada persona, y así sus pertenencias personales están seguras incluso cuando él o ella esté fuera de turno. El alojamiento para contratistas, por otra parte, generalmente se asigna según necesidad, así una persona que vuelva de su descanso bien podría tener asignada una habitación diferente a la de su visita anterior. El alojamiento para contratistas también está normalmente menos equipado, reflejando tanto la naturaleza temporal de la construcción, como la necesidad de las compañías mineras de brindar un estándar de alojamiento en terreno que ayude a retener al personal clave. Con altas tasas de rotación de personal típicas de faenas FIFO, es importante que las compañías cuiden a su gente.

Opciones de Alojamiento
Una opción para empresas que necesitan alojamiento temporal para el personal de construcción es arrendar por cuadra a un proveedor existente. Claro que esto sólo será posible donde ya existan instalaciones de alojamiento, aunque este tipo de infraestructura puede que ya esté disponible en áreas donde estén en ejecución varios proyectos de explotación de minerales.

Por ejemplo, en Junio del 2011 Rio Tinto adjudicó un contrato de 12 meses a un operador de alojamiento de Australia Occidental, Fleetwood Pty Ltd., por un mínimo de 350 habitaciones en su villa Searipple, en Karratha, con opción de extender el plazo del contrato por los siguientes periodos de seis meses.  Con más de 1.500 habitaciones, Searipple es una de las villas de alojamiento del estado, y fue construida para servir a personal de construcción que trabaja en los proyectos de hierro Pilbara, y en explotación de gas y petróleo en altamar. 

Fleetwood afirma ser uno de los mayores proveedores especialistas de alojamiento fabricado de Australia, y ha llevado a cabo contratos de diseño y construcción total para campamentos de hasta 2.000 personas. Las empresas del sector minero de su lista de clientes incluyen a Alcoa, BHP Billiton, Fortescue, Karara Mining, Rio Tinto, Sino Iron Ore and Worsley Alumina, como también a contratistas EPCM tales como Bechtel.

Con operaciones en todo el mundo, el grupo ATCO ofrece la edificación de campamentos para construcción dentro de su amplio portafolio de estructuras. Dentro de los proyectos emprendidos por su subsidiaria Australiana, ATCO Structures & Logistics Pty Ltd., se encuentra un complejo habitacional-laboral para 20.000 personas en los Emiratos Árabes Unidos y un campamento minero para 600 personas para el proyecto de níquel Koniambo de Xstrata Nickel en Nueva Caledonia.

Sin embargo, Koniambo no fue el primer contrato de la compañía en Nueva Caledonia, pues desde el 2002, Inco (ahora Vale Inco) le adjudicó un contrato para diseñar, fabricar e instalar un campamento para 2.500 personas para el proyecto Goro. ATCO indica que el lugar era remoto y no tenía servicios tales como agua y energía eléctrica, mientras que la posibilidad de fuertes lluvias regulares era un factor clave en el diseño y la instalación de la infraestructura.

ATCO construyó cerca de 400 unidades modulares y más de 200 unidades económicas en sus planta de Australia, todas enviadas a New Caledonia e instaladas por contratistas locales. Capaz de albergar a 3.600 personas, el campamento fue diseñado para el personal, con instalaciones para pernoctar y cenar, centros médicos y de recreación, lavandería y dependencias administrativas.

Uno de los otros principales proyectos de Vale Inco ha sido la urbanización de su puerto y planta de procesamiento de níquel Long Harbour para encargarse de la producción de Voisey’s Bay en Newfoundland. La empresa adjudicó el contrato para el suministro de su alojamiento para el proyecto a la subsidiaria Canadiense Malthus AS de Noruega.  Malthus Canada informó al final del 2011 que la primera parte del campamento, consistente en 800 habitaciones y áreas de uso común asociadas, estaba en uso, y que su capacidad completa para 1.050 personas estaría operativa para la primavera de este año. En el 2010, Vale Inco contrató servicio de comidas y servicio in situ para el campamento a ESS, una subsidiaria del Compass Group, por un periodo de tres años. El contrato incluía establecer el campamento, con Malthus Canada actuando como un subcontratista para el suministro de las edificaciones actuales.

Servicios de Administración de Campamento
Tener las estructuras de un campamento minero o de exploración suministradas y construidas es sólo un aspecto de la operación de campamento, optando otras empresas por contratar una administración cotidiana también. E&MJ buscó la opinión de una compañía minera de oro, Randgold Resources, para averiguar cómo ha sido su experiencia.

Randgold Resources tiene faenas productivas en Mali y en Côte d’Ivoire, y actualmente está desarrollando el proyecto Kibali en el noreste del Congo (DRC) en una empresa conjunta con AngloGold Ashanti. El gerente de suministro del grupo de la compañía, Ken Green, que ahora está en curso la construcción de un campamento para 800 personas en Kibali. Al ser consultado acerca del tiempo necesario para diseñar, encontrar  un proveedor, y poner en servicio un campamento como ese, dijo que se necesitó un periodo de seis meses. “Siempre hay que aprender de experiencias anteriores,” dijo. “Hemos usado alojamiento prefabricado de paquete plano, que es más económica y rápida de montar—y también es más flexible.”

Analizando los beneficios de tener un contratista externo para el suministro de servicios al campamento minero, Green dijo: “Somos una compañía minera que cree en las ‘sociedades’ con la mejor gente calificada para realizar los diferentes aspectos de la operación. Generamos un enlace con la mejor compañía logística de la región, la mejor empresa de transportes posible, la mejor empresa de administración de campamentos posible, etc. Nos ceñidos a nuestro tema y contratamos especialistas.”

Esta metodología incluye a la seguridad, agregó. “La seguridad no es nuestra especialidad así que contratamos a una empresa familiarizada con el ambiente y la sociedad en la que vamos a estar operando. Esperamos que los países en los que trabajamos brinden un nivel normal de seguridad (policial) para dar garantías a nuestras operaciones en curso, asó nos aseguramos de tener un servicio de seguridad orientado exclusivamente en el control de acceso y la protección de nuestros activos.”

Por ahora, Allterrain Service Group (ATS) con sede en Ghana, es el proveedor de servicios de alimentación y limpieza del campamento en Kibali. La compañía ha proporcionado servicios de alimentación y asistenciales en África desde 1996, y hoy opera en Burkina Faso, Côte d’ Ivoire, Ghana, Liberia, Mali, Nigeria, Sierra Leone, Tanzania, Zambia y la DRC. Su base de clientes del sector minero incluye a Newmont, Gold Fields, Kinross Gold, Barrick, First Quantum Minerals, African Barrick Gold, AngloGold Ashanti, Sierra Rutile y Severstal, afirmando la compañía que entrega alimentación a más de 30.000 personas por día.

Aparte del servicio de alimentación, los servicios de ATS incluyen aseo, administración de instalaciones, comunicaciones y relaciones comunitarias. La mantención de jardines también es un aspecto importante para algunos proyectos, no sólo con fines estéticos, sino también cómo un medio de suministrar productos agrícolas frescos.

Aden Services, con sede en Shanghai, también se está trasladando a África, habiendo establecido un área de actividad principal para sus servicios de gestión de proyectos remotos en el Lejano Oriente. Habiendo inaugurado recientemente oficinas nuevas tanto en Sudáfrica como en Guinea, en Marzo Aden se adjudicó un contrato otorgado por Africa Middle East Resources, con sede en Dubai, para proporcionar servicios completos de administración y adquisiciones en cinco lugares en Guinea. La compañía privada AMER supuestamente está evaluando oportunidades para extraer bauxita, hierro y oro en el país.

Otros nuevos contratos para Aden incluyen el suministro de mobiliario y equipos de campamento para un nuevo campamento de 200 personas que se está siendo construido por Hunnu Resources en Mongolia. Aden también está brindando asistencia general para la instalación del nuevo campamento, como también supervisión para una instalación existente. Ahora de propiedad de la Tailandesa Banpu, Hunnu está evaluando recursos carboníferos en Mongolia.

En las Filipinas, a fines del año pasado Aden recibió un nuevo contrato de parte de Sagittarius Mines para proporcionar servicios en el proyecto cuprífero-aurífero Tampakan. El alcance del contrato cobre servicio de comidas, limpieza y aseo, lavandería, mantención y servicios tales como recepción, paisajismo, control de plagas, gestión de aguas e instalaciones de primeros auxilios para el campamento de 150 personas. Aden también está brindando a Gold Fields servicios de gestión de instalaciones y adquisiciones en su campamento para 100 personas en el proyecto extremo sureste del país.

Otras compañías del sector minero que usan, o han usado, los servicios en lugares remotos de Aden incluyen a BHP Billiton (Mt. Nimba, Guinea), Anvil Mining (DRC), CGA Mining (Filipinas), Eldorado Gold (China), Rio Tinto (Mozambique) y Ivanhoe Mines en Oyu Tolgoi, Mongolia.

Trayendo lo Pesado
Con proyectos mineros estableciéndose en lugares cada vez más remotos, actualmente el suministro de maquinaria pesada in situ puede ser un desafió mayor. El transporte aéreo es una opción, aunque este claramente tiene considerables implicaciones en los costos si hay que transportar una gran tonelaje. Desde una perspectiva histórica, es casi increíble ahora que a principios de 1930 el yacimiento aurífero Bulolo en Papua Nueva Guinea fuera abierto enteramente por transporte aéreo, trayendo dragas completas en piezas para ser rearmadas en terreno. 

De acuerdo al autor Michael Waterhouse, el elemento más pesado aerotransportado pesó más de 3,75 tm, por sobre la capacidad nominal del avión más grande entonces disponible y solamente fue posible transportarlo reduciendo la cantidad de combustible a bordo. Durante la década de 1930, la aerotransportación movilizó aproximadamente 40.000 tm de carga desde Lae hasta Bulolo, incluyendo los componentes para ocho dragas e implicando más de 14.000 viajes individuales. La operación orientada a la mina era por lejos la más grande del mundo; en 1936, por ejemplo, se movilizó tres veces más carga aérea en PNG que en todo EEUU.

Claramente, los tonelajes involucrados en la construcción y el suministro de los proyectos mineros de hoy en día, sin mencionar el tamaño de los equipos involucrados, hace que el transporte aéreo sea la última opción en la mayoría de los casos. El transporte marítimo, y el transporte tanto terrestre como ferroviario, son los pilares de los proyectos mineros modernos, tal como lo indica el brazo logístico minero con sede en los EEUU de Transera International.

La compañía informa que ha movilizado más de 20.000 tm de equipos mineros, incluyendo molinos de bolas y SAG, desde proveedores en Europa, Australia y Norteamérica hasta un proyecto para explotación de oro en el estado de Zacatecas, México. La compañía inicialmente entregó al contratista EPCM un contrato externo y apoyo de informe de ruta, antes de adjudicarse en contrato de toda la logística para el proyecto. Transera dice que se ha hecho plenamente responsable de todos los aspectos del transporte de equipos, incluyendo la preparación de los embarques y garantizando que la documentación correcta esté en su lugar. Su contrato inicial implicó manipular materiales por un valor de más de $200 millones, con un adicional posterior de $100 millones para cubrir el suministro de equipos de chancado y revestimiento de molinos para un proyecto de ampliación en la mina.

Otro proyecto emprendido por la compañía fue la movilización de más de 800 tm de equipos mineros, incluyendo excavadoras, camiones de extracción y buldózers, desde la mina de uranio McLean Lake de Areva al norte de Saskatchewan hasta el puerto de Cotonou en Benin, África Occidental. El tiempo en la recolección de los equipos desde la mina era crítico, acota Transera, debido a las diferencias en las capacidades de flujo en camino entre invierno y después del deshielo de primavera, mientras el uso anterior de las máquinas en extracción de uranio implicó la necesidad de documentación adicional.

Al final resultó que los equipos fueron movilizados exitosamente desde Canada hasta Galveston, Texas, desde donde fueron embarcados hasta Cotonou para continuar su transporte hacia otra faena de Areva en Nigeria.

Mientras tanto, la división de proyectos de la Norteamericana Agility Project Logistics reciente mente informó sobre un contrato que había recibido, para el transporte de equipos de molinos de bola desde Sudáfrica y España hasta una mina en Arizona. Abarcando casi 1.400 tm de componentes, incluyendo secciones de cascos de molinos de gran diámetro, la tarea significó transportar sobre una distancia total de 23.000 km por barco y camino, tardando 75 días en completarse.

Movilizando Maquinaria por Mar…
El transporte en barco sigue siendo el método predominante para entregas de equipos en largas distancias, con varias compañías ofreciendo navíos para carga pesada que puedan transportar componentes grandes, ya sea en cubierta o como carga bajo cubierta. E&MJ consultó a una compañía involucrada en este negocio, la empresa Alemana BBC Chartering & Logistic GmbH & Co. KG, acerca de sus precepciones respecto de las actuales tendencias.

“Estamos viendo una fuerte actividad en el sector minero mientras las inversiones son impulsadas por los altos precios de los minerales,” dijo el vocero de la compañía Raymond Fisch. “Las soluciones de embarque son necesarias para dar apoyo a proyectos mineros en América Latina, África y Australia. En general, la carga relacionada a la minería involucra el embarque de minerales sueltos que han sido producidos, equipos mineros, y otro cargamento relacionado con la manipulación de materiales—tal como los sistemas de correa transportadoras, grúas portuarias, y equipos ferroviarios.”

En Australia Occidental, los servicios de BBC Chartering han sido usados para la mayoría de las explotaciones y modernizaciones mineras en la región de Pilbara durante los últimos años. En América Latina, la compañía ha estado involucrada como transportador para proyectos mineros que incluyen Pascua Lama y Casarones en Chile, y opera servicios regulares entre los mercados fabricantes de equipos en el Golfo de los EEUU, Europa, el Mediterráneo y Asia y las costas este y oeste de América Latina, con naves que tienen una capacidad de levante mínima de 160 tm.

Mirando el perfil de clientes de la compañía, Fisch le contó a E&MJ que ha habido una tendencia de los directores por subcontratar logística a agencias de transporte, quienes a su vez realizan la planificación logística para el transporte de equipos. Normalmente es la agencia de transporte quien decide cuáles son los portadores más idóneos para entregarles tareas específicas, dijo. “También hemos experimentado un mayor nivel de escrutinio por parte de los directivos durante la selección del portador,” agregó. “Los portadores de los proyectos a menudo tienen que pre-calificar para concursar a un negocio, y demostrar que pueden encargarse del transporte sin comprometer temas ambientales, de seguridad y de salud ocupacional.”

BBC Chartering actualmente tiene más de 140 naves en su portafolio, y opera la flota más grande en el mercado con capacidades de levante de hasta 800 tm. Habiendo seleccionado una nave apropiada para una tarea específica, la compañía también brinda soluciones de levante adecuadas, desarrolla los conceptos de estiba y desestiba, manipula el cargamento, y se encarga de los materiales y el papeleo necesario para garantizar que el proceso de transporte cumpla con las demandas de sus clientes, dijo Fisch.

…y por Caminos y Aire
Las maquinarias mineras tienden a ser grandes, así que necesitan equipos especializados para ser movilizadas. Con sus oficinas generales en los Países Bajos, Mammoet ofrece servicios de transporte y de levantamiento de objetos pesados en todo el mundo.

La industria de arenas bituminosas de Alberta recientemente hizo dos encargos a la compañía. El primero involucró transportar una excavadora hidráulica Hitachi de 500 tm sobre una distancia de 50 km, una tarea que requirió tener que sacar la cabina de la máquina (por limitaciones de altura) y el cucharón, pero no mucho más. Mammoet usó una configuración de remolcador de 24 líneas, con un tractor de tiro y dos de empuje, y tuvo que lidiar con varios puentes en la ruta que requirieron una cuidadosa revisión sobre la distribución de la carga.

El segundo contrato, que Mammoet describe como ‘normal para la industria de arena bituminosas,’ involucró movilizar un camión Liebherr T 282B de 170 tm, menos su tolva, entre la minas Aurora y Base, de propiedad de Syncrude.

Mientras tanto, en la República Dominicana, Mammoet tuvo el contrato para el transporte de cuatro autoclaves desde el puerto de Samana hasta la mina de oro Pueblo Viejo, actualmente en explotación por parte de Barrick Gold y Goldcorp. Pesando 795 tm cada una, las autoclaves fueron transportadas en remolcadores impulsados por hasta seis vehículos movilizadores de primera, dándole a cada unidad un peso de 1.200 tm y una longitud total de 135 m. La ruta de 123 km de largo hasta la mina tenía varios giros en “U” y también pendientes de hasta 13%.

Ocho años atrás, una carga de 3 tm era casi el límite para transporte aéreo. Hoy, el mundo minero tiene la oportunidad de movilizar cargas de hasta 120 tm por aire, mediante la flota de aviones Antonov AN-124-100 operados a través de Ruslan International con sede en el Reino Unido. Sin embargo, la maquinara minera y de procesamiento de mineral a menudo viene en formas y tamaños que no se ajustan a la mayoría de los estándares de los aviones de carga, tal como el C-130 que tiene 20 tm de capacidad.

En agosto del 2011, Hybrid Air Vehicles anunció un proyecto de desarrollo con Discovery Air Innovations de Canada, que apunta a poner en servicio una versión para levante de objetos pesados de una aeronave que podría brindar una nueva opción de transporte para abastecer lugares remotos de exploración y explotación minera. Conversando con E&MJ en Marzo, el director de desarrollo de negocios de la compañía, Hardy Giesler, dijo que el interés inicial se ha centrado en su diseño de un vehículo con una capacidad de carga útil de 50 tm. Otra versión incluye transportadores de 20 y 200 tm, así como conceptos para una nave de 1.000 tm.

Dado que los ‘Camioneros del Hielo’ están en el negocio de abastecer faenas mineras remotas del norte, aunque hasta ahora pueden operar solamente por un periodo limitado de un años, el concepto de una capacidad de levante aéreo rentable durante todo el año es ciertamente atractiva. Y, a diferencia de la aeronave convencional, el HAV no necesita infraestructura en tierra tal como una pista de aterrizaje.

Con el ejercito de los EEUU habiendo programado poner en funcionamiento la primera versión de vigilancia de larga duración (21 días) de la tecnología, pedido a un costo de proyecto de más de $500 millones, más entrado este año, la compañía va bien encaminada en tener su primer vehículo para transporte de objetos pesados a ser lanzado en el 2014, según Geisler. Una jugada que ciertamente podría marcar un salto cualitativo en la logística de las faenas mineras.

Compartir