Participación en la producción minera de oro, en el 2018 tanto en México como en los otros países productores más importantes del mundo. (Fuente: Mundo Minero)

Aun cuando algunos expertos afirman que México es un país caro para invertir en minería, hay en carpeta alrededor de 20 nuevos proyectos que podrían ser el inicio de una interesante reactivación de la actividad

Por Oscar Martinez, Editor en Latinoamérica

La minería en México se ha consolidado con el tiempo como una importante industria, que ha creado una serie de técnicas, estudios y análisis fisicoquímicos con el objetivo de mejorar la exploración y explotación de los yacimientos. Por su parte, las compañías o empresas mineras son las encargadas de llevar a cabo como industria, su competencia se basa en la producción de mineral extraído y de la calidad y cantidad.

Este sector representa el 4% del PIB nacional. Datos del Gobierno Federal muestran que el país ocupa el 1er lugar en la producción de plata a nivel mundial y se ubica entre los 10 principales productores de 16 diferentes minerales tales como plata, bismuto, fluorita, celestita, wollastonita, cadmio, molibdeno, plomo, zinc, diatomita, sal, barita, grafito, yeso, oro y cobre. Además, es el 5° país con el mejor ambiente para hacer negocios mineros, de acuerdo al reporte de la consultora Behre Dolbear publicado en agosto de 2015.

México es, sin duda, uno de los principales destinos en inversión en exploración minera en América Latina y en el mundo.

Los Desafíos de la Industria

Si bien la extracción de estos minerales abastece las materias primas para la mejora de la vida cotidiana de los mexicanos reflejada en otras industrias, como la automotriz o la de la infraestructura, también son necesarios para la fabricación de la tecnología, el cobre, el oro y hasta el silicio son elementos fundamentales para la fabricación de computadoras y teléfonos celulares.

Este tipo de tecnología también es aplicada en este sector que enfrenta retos como la de la generación de acciones que ayuden a reducir el impacto ambiental, como es el caso de la geometalurgia, que consiste en integrar de información geológica, minera, metalúrgica, medioambiental y económica es utilizada para maximizar el valor actual neto de un yacimiento al tiempo que se minimiza el riesgo operativo, técnico y ayuda a disminuir el impacto.

A paso lento pero seguro el sector minero de México comienza a mostrar tempranos signos de repunte, con un raro aumento en la producción en medio de los mayores precios de los metales, el aumento en la inversión y los indicios de un mejor clima político.

La industria registró un alza de 0,1% en la producción durante mayo de 2019, el aumento más pequeño posible, pero el primero después de 12 meses de bajas consecutivas, según la agencia de estadísticas Inegi.

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, destacó la necesidad de proteger tanto las empresas como los empleos en un compromiso para ayudar a resolver una enemistad de larga data entre Grupo México y el sindicato minero conocido como SNTMMSSRM.

Subida de Producción

El pequeño aumento de la producción en mayo contó con el impulso de los metales industriales, pues el plomo, el zinc y el cobre registraron incrementos de 50,3%, 40,1% y 13,5% frente al mismo mes del año pasado, respectivamente, a 14.759t, 32.538t y 39.692t.

Todos los demás minerales exhibieron descensos. El oro y la plata se contrajeron 9,4% y 3,1% a 7.127kg (229.000oz) y 332.673kg, respectivamente.

Portafolio Minero en Movimiento

Históricamente, México ha sido un país minero de larga tradición y, si bien es cierto que la descentralización de importantes mercados a nivel internacional ha frenado el crecimiento de nuevos proyectos mineros, el país continúa en la mira de la inversión y de trazar la ruta para mantener su ruta y seguir siendo un importante productor de metales a nivel mundial.

Actualmente, sólo en Zacatecas hay cinco proyectos correspondientes a trabajos de campo: Camino Rojo, de Oria Mining; Piritas, de Goldcorp, con un potencial de producción anual (PPA) de hasta 140.000 onzas de oro; El Compás, de Endeavour Silver, con un potencial de producción anual máximo de 11.000 onzas ; Piritas, de Fresnillo PLC, con un potencial de 13.000 onzas y Juanipicio, una mina de capital asociado de Fresnillo PLC y Mag Silver que podría producir hasta 35.000 onzas.

En Guerrero se barajan cuatro proyectos mineros: Ana Paula, de Alio Gold, con un PPA de hasta 15.000 onzas; Bermejol Subterráneo, de Lea Gold Mining, con un PPA de hasta 150.000 onzas; Media Luna, de Torez Gold, con una producción máxima estimada de 200.000 onzas al año, y Rey de Plata, de Industrias Peñoles, que generaría hasta 335.000 onzas. Peñoles también comienza en Diciembre (2019) la producción en la mina polimetálica Capela, ubicada en Teloloapan, Guerrero, con una inversión de 340 millones de dólares.

En el Estado de Durango, hay trabajos en los proyectos de Tahuehueto, de Telson Resources, con un PPA de 28.000 onzas; Pitarrita, de Silver Standard; Metates, de Chesapeake Gold, y San Agustín, de Argonaut Gold, cada una con un PPA estimado de 70.000 onzas de oro.

También se está avanzando en la construcción de proyectos tales como Ixtaca, de Almaden Minerals, en Veracruz, con un PPA de hasta 130.000 onzas; San Julián Fase 2, de Fresnillo PLC, en Chihuahua y dos en Sonora; Santa Gertrudis, de Agnico Eagle, con PPA de hasta 55.000 onzas de oro, y la segunda planta de lixiviación de La Herradura.

Respecto a este último Estado, y luego de una caída durante el año 2018, la actividad minera en Sonora comenzó una recuperación en este año, impulsada por el alza en la producción del cobre y el aumento en los precios de metales como el oro y la plata.

Sonora es la principal entidad productora de la minería en México, con un valor de producción de más de 120 billones de pesos mexicanos, y una participación de 35.5% del total de la producción nacional. Para el estado la actividad minera representa el 17% del PIB estatal y genera 20,175 empleos en las 45 minas que operan en el estado

Al primer semestre de 2019 la minería observa un crecimiento de 1.2%, contra la caída de — 1.5% que acumuló durante el año pasado, de acuerdo con los datos del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (Itaee) del Inegi.

La producción de cobre creció en 1.6% entre enero y junio de este año y, de acuerdo con datos adelantados del Inegi, para el tercer trimestre del año la producción de cobre acumulará un alza del 3.5%.

Sonora es una zona minera por excelencia que aporta el 35% del valor de la producción de este sector en México, genera más de 20 mil empleos directos y es líder en la producción de cobre, oro y plata.

El año recién pasado iniciaron su operación proyectos mineros por un gasto de capital del inicial total de US$720 millones. Estos proyectos entrarán en operación en el transcurso de este año (2019), e incluyen tres que ya han comenzado a producir.

Hacia Mining concluyó la ampliación de su activo de oro-plata San Sebastián a comienzos del 2018.

También se inició la producción en la mina polimetálica Tahuehueta de US$20 millones de Telson Mining. Se trata de una preproducción, pues la producción comercial está contemplada para el año 2019.

Finalmente, Mexus Gold espera que la producción comience en su proyecto San Félix.

El mayor cambio en la cartera de proyectos 2018 fue la adición del proyecto de lixiviación de piritas de US$420 millones de Goldcorp. El proyecto fue diseñado para aumentar la producción de la mina Peñasquito en 120.000 oz/a de oro y 5 M oz/a al aumentar las recuperaciones de los relaves.

Nuevo Impulso

Un año completo de operaciones normales en Peñasquito impulsará considerablemente la producción mexicana de oro en 2020, que continuaría creciendo en 2021.

Endeavour Silver adelantó su activo de oro y plata El Compas de US$10 millones para producción inicial el año recién pasado.

En cuanto a este año, seis proyectos con inversión de capital por un total de US$ 926 millones ingresaron a producción. Fresnillo espera entregar su optimización de US$ 30 millones de su mina homónima este año. También se planeaba una optimización de US$ 55 millones de la mina Ciénaga, además del proyecto Terronera de US$ 69 millones de Endeavour Silver.

Southern Copper avanza hacia la producción con dos proyectos en 2019. Pilares y El Pilar. Se espera que cada uno produzca 35.000 t/a de cobre.

El proyecto concentrador de zinc Buenavista de US$413 millones de Southern también se lanzará en el 2020, y entregará 80.000 t/a de zinc y 20.000 t/a de cobre.

San Julián, es por hoy, la mina de oro subterránea más grande de México y se localiza a 194 kilómetros de la ciudad de Parral, con la capacidad instalada de sus dos plantas de beneficio obtiene concentrados de oro y plata (10, 500 ton / día) con leyes de 1.8 gramos de oro por tonelada de metal beneficiado y 160 gramos de plata por tonelada.

También se consideran cambios en el proyecto de plata y oro Juanicipio, desarrollado por Fresnillo y MAG Silver. Se espera que la estimación del gasto de capital de US$305 millones cambie luego de un estudio de factibilidad que se realizará dentro de poco, pero el proyecto sigue en camino para su puesta en marcha el año próximo.

El ya mencionado proyecto aurífero Ana Paula de US$137 millones de Alio Gold también se está reorganizando, ya que la compañía considera agregar una operación subterránea a la mina a cielo abierto.

Para el próximo año se espera que cuatro proyectos con gasto de capital inicial combinado de US$1.330 millones entren en funcionamiento el 2020.

El más grande en términos de gato de capital es el proyecto Sonora de US$420 millones de Bacanora Minerals, que apunta a poner a México en el mapa como un importante productor de litio. La compañía cree que obtendrá la primera producción el primer trimestre del 2020, mientras que la construcción comenzó el primer semestre del 2018 Se espera un volumen inicial de 17.500 t/a de carbonato de litio, que luego aumentará a 35.000 t/a.

Compartir