Pampa Camarones y Samsung construyen una nueva planta de cobre en un área minera no tradicional usando agua de mar y energía solar

Los cátodos se despegan con una máquina automática y terminan en la bodega de cátodos.

El proyecto minero cuprífero Pampa Camarones, conformado por la mina Salamanqueja y su planta de cátodos, se ha convertido en la primera operación de este tipo en la región. Pampa Camarones abre rumbos en la producción de cobre fino en la zona más septentrional de Chile.

Mina Salamanqueja se encuentra ubicada a 87 km de la ciudad de Arica y tiene una extensión de 2.900 hectáreas. La faena producirá 10 mil toneladas de cobre fino al año, dando empleo en una primera etapa a 800 personas entre operación de la mina y construcción de la planta de cátodos de cobre.

Equipo Minero conversó con el gerente de la mina, Felipe Velasco, quién estuvo presente en la conformación del proyecto desde su inicio en el año 2008, fecha en que Velasco asumió el cargo de Gerente General. El proyecto comenzó a gestarse cuando de inicia el proceso de licitación de la Empresa Nacional de Minería (ENAMI) del yacimiento Salamanqueja. Tras la adjudicación del yacimiento minero por los próximos 15 años, en el año 2009 Velasco invitó a nuevos inversionistas y juntos estructuraron la sociedad tal como se conoce actualmente.

Actualmente, el proyecto se acerca a su etapa de término y se inicia la etapa de acondicionamiento y puesta en marcha. A la vez, durante el segundo semestre se iniciará la tercera campaña de sondajes en búsqueda de nuevos recursos que servirán para sustentar el largo plazo. Asimismo, en el mediano plazo, se tiene contemplado la ampliación de la planta de cátodos a una capacidad de 1.000 toneladas de cátodos mensuales.

El proyecto de mina y planta representará una inversión de aproximadamente US$70 millones y contempla operar por 15 años. Se espera que produzca 700 toneladas de cátodos al mes, alcanzando 8.400 toneladas de cobre al año.

Líneas de transmisión eléctrica que alimentan al proyecto.
Líneas de transmisión eléctrica que alimentan al proyecto.

El proyecto abarca dos obras principales: la operación de la mina Salamanqueja y la construcción de la planta de cátodos Pampa Camarones. El yacimiento minero es de propiedad de ENAMI, empresa que la cedió en arriendo a Pampa Camarones S.A. Este mineral será procesado en una planta de lixiviación en pilas, extracción por solventes y electro-obtención (LX-SX-EW), la cual estamos finalizando su construcción.

La operación de la mina se realiza mediante la explotación de un rajo relativamente pequeño para los dos primeros años de operación, y luego continuará con una mina subterránea. Asimismo, la empresa está estudiando la factibilidad de una segunda mina subterránea en otras vetas que se tienen dentro de la propiedad de Pampa Camarones S.A.

En la explotación del Rajo Abierto que realiza el contratista a cargo del desarrollo del proyecto, que implica perforar, tronar, cargar y transportar el material estéril y mineral, se utiliza el siguiente equipamiento: en la perforación, 3 equipos Atlas Copco ROC L6, para las operaciones de carguío y transporte dada las características del rajo y de los niveles de producción requeridos se utilizan 3 excavadoras de con balde de 2.8  a 3 m3 de capacidad y 8 camiones convencionales de 20 m3 ó 30 toneladas y adicionalmente 2 camiones dumper de 40 toneladas de capacidad.

También se utilizan equipos auxiliares y de servicios para apoyo a la explotación del Rajo, conformados por un bulldozer Cat D8T y un cargador frontal Cat 966H de 3,7 yd3 (equipos para la preparación de las frentes de extracción y para la mantención del botadero), motoniveladora Cat 140M (equipo que realiza la mantención de las rutas de transporte), excavadora Cat 336 con martillo de 2.000 kg (equipo que realiza labores de reducción secundaria posterior a la tronadura), camión regador de 25 m3 (equipo encargado de mantener las rutas de transporte con la humedad suficiente para evitar la polución ambiental, así como también para el cuidado de los neumáticos).

Felipe Velasco, Gerente General de Pampa Camarones.
Felipe Velasco, Gerente General de Pampa Camarones.

La flota de equipos se distribuyen en dos áreas: mina y planta de cátodos. En la primera, son 32 equipos en total los que se utilizan, mientras que en sector de la planta, son 23 las maquinarias que se utilizan.

Todo el sistema de transporte desde la mina hacia los acopios de mineral y planta de chancado, desde el aglomerador hacia las pilas, se realiza a través de camiones.

“La planta de extracción por SXEW es de propiedad de Pampa Camarones, y en una primera etapa, se alimentará de mineral proveniente de la mina Salamanqueja y además maquilamos los minerales que el poder de compra de Enami que se ubica en la zona. No obstante lo anterior, estamos estudiando abastecimientos de otras minas nacionales y/o extranjeras,” explicó Velasco.

La veta de la mina Salamanqueja y la veta Chacota forman los dos depósitos centrales del proyecto y se caracteriza por la presencia de óxidos en toda la parte superior de ella, los primeros 250 m (entre la cota 860 m y 620 m). En su parte inferior, aparece la presencia de minerales mixtos con contenidos interesantes de sulfuros, los que no tenemos contemplado por ahora abordar.  

La veta Salamanqueja es una veta de aproximadamente 4 km de extensión y estamos enfocando la producción en la parte central que corresponde a 1 km.

Respecto a la relación de Pampa camarones con la multinacional coreana Samsung, Velasco explicó que, efectivamente, esta es la primera participación de Samsung C&T en el negocio de producción de cobre en Chile, y es uno de los principales accionistas de la compañía. Como también es operador ó trader de minerales, tienen la totalidad de los cátodos que se producen en la planta.

Los embarques se enviarán a través del Puerto de Arica, quincenal o mensualmente. La distancia entre la planta de Pampa camarones y el puerto es de aproximadamente 90 km.

Un Hito Regional
Velasco enfatiza y destaca el hecho de que Pampa Camarones Pampa Camarones sea el primer proyecto de cobre de esta envergadura que se desarrolla en la Región de Arica y Parinacota. La empresa dueña ha invertido a la fecha más de US$3 millones exclusivamente para la exploración geológica de una parte de este distrito y pretende en un futuro próximo expandir la búsqueda de más mineral oxidado de cobre y de reconocer la mineralización a mayor profundidad.

Minería Metálica Irrumpe en Arica
Minería Metálica Irrumpe en Arica

“Este proyecto es emblemático para la Región de Arica y Parinacota, y por ello, hemos tenido especial cuidado en realizarlo, para que sea percibido como un proyecto sustentable, a partir de nuestra preocupación por el agua, por la energía, y principalmente, por la comunidad,” dijo Velasco.  

Además, en la región existen otras explotaciones de minerales no metálicos como boro. La otra experiencia importante fue Choquelimpie, que explotó un yacimiento de oro-cobre que estaba en plena cordillera de Los Andes, cerca del lago Chungará. Sin embargo, este proyecto cerró hace algunos años por temas ambientales.

“Lo destacable de Pampa Camarones es que ha sido concebido como un proyecto que busca la sustentabilidad, eso marca la diferencia con las otras experiencias de minería que se han ejecutado en la región,” puntualizo Velasco.

El Desafío del Agua
“Conscientes que cualquier proyecto minero en la actualidad debe apuntar a la sustentabilidad, decidimos, a pesar de los altos costos que esto implicaba, utilizar agua de mar en nuestro proceso productivo. Si bien, en un principio se nos ofrecieron derechos de agua—desde el punto de vista económico hubiese sido más conveniente—evaluamos la alternativa más sustentable”, explicó Velasco al ser consultado respecto a la implementación del sistema de extracción y desalinización de agua de mar que posee la compañía.

“La elección de Punta Madrid no fue al azar, pues se analizaron otras opciones, como Caleta Camarones y Caleta Vítor. Finalmente, se optó por Punta Madrid a pesar de ser una opción más cara y compleja desde el punto de técnico, pero generaba muchísimos menos impactos desde el punto de vista arqueológico y turístico que los otros dos lugares analizados,” detalló.

La construcción del sistema de captación y bombeo de agua de mar ha significado un gran desafío para los ingenieros y constructores de Pampa Camarones. Esto consiste en elevar una tubería por un risco muy estrecho a 1.022 m de altura desde el mar, y  luego dirigir esta tubería en descenso (por gravedad) hasta la planta ubicada a 12 km en la cota 860. Una tubería 6 pulgadas de diámetro que tiene la capacidad de impulsar hasta 30 litros por segundo (l/s).

El agua impulsada llega a una piscina que tiene una capacidad de 14.000 m3 y desde la cual se alimenta, por un lado, el riego de las pilas (la aglomeración) y por otro lado, la planta de osmosis que permite obtener agua desmineralizada para el proceso EW.

Con respecto a la estación de bombeo, ésta se encuentra ubicada en la cota 350 del sector de Punta Madrid y fue construida en conjunto entre Pampa Camarones y la empresa Propipe. El bombeo para impulsar esta agua se realiza en 4 etapas: una bomba se ubica en la cota 0; otra bomba en la cota 110 y la tercera, en la cota 220. Para llegar a la última etapa, en la cota 340 donde se ubican dos bombas centrifuga horizontal multietapas BB3 SDV 90-120/8, las cuales poseen un motor eléctrico 450 kW/2P/ 4160V/50Hz. La capacidad de extracción es de de 94 m3/h y TDH=876 mcl.

Finalmente, Velasco precisó que “este sistema de impulsión nos ha significado un esfuerzo muy grande, un desafío no solo por los recursos involucrados, sino por la dificultad de construcción. Pero esta instalación podrá servir en el futuro para aumentar la capacidad de impulsión, y esa ha sido una de las principales razones por las cuales optamos ejecutar esta alternativa de suministrar agua a nuestro proyecto.”

El bombeo para impulsar esta agua hasta la faena se realiza en 4 etapas.
El bombeo para impulsar esta agua hasta la faena se realiza en 4 etapas.

Energizando el Proyecto
En el tema energético, Pampa Camarones también tiene un compromiso con la comunidad, pues se tiene programado construir una subestación eléctrica en la zona de Camarones—subestación Vítor—que permitirá a los pequeñas localidades de la zona (Codpa y Camarones, entre otras) contar con energía eléctrica de forma permanente, las cuales utilizan otros sistemas de generación eléctrica. Esto significará un gran avance para la zona, pues es una iniciativa que desde hace tiempo había querido impulsar el Gobierno Regional y que no lo habían podido lograr, al menos hasta ahora, gracias al aporte de la minera.

“Continuando con nuestro compromiso con la sustentabilidad, acordamos con la empresa E-CL la construcción una planta fotovoltaica de 8 MW, los cuales serán consumidos íntegramente por nuestra planta de cátodos, planta de chancado y el sistema de impulsión de agua de mar,” dijo Velasco.

El Circuito Productivo
La planta de cátodos de Pampa Camarones cuenta en su primera etapa con una planta de chancado y aglomerado; luego están las pilas de lixiviación; la solución pasa a la fase de extracción por solventes y a la de EW. Esta planta fue construida por Pampa Camarones, subcontratando varios EPCs.

La planta SX-EW y TF fue construido por Ingeniería Ancor-Tecmin; la electricidad e instrumentación interna de la planta por la empresa Proter S.A. y la instalación de los postes eléctricos la ejecutó Emelari.

La planta de chancado fue construida por  la empresa Trébol; las obras civiles las hizo Petra; las estructuras metálicas fueron desarrolladas por la empresa ODR Ltda.; Propipe S.A. desarrolló ingeniería y construcción de pipeline, y toda la ingeniería y construcción de parte de la línea de aducción de agua de mar.  El movimiento de tierra, la construcción de pilas y piscina de almacenamiento de agua la realizó Empresa M3 S.A. El revestimiento de piscinas lo desarrolló la empresa Incomin Ltda.

Desde la mina el mineral va a los acopios de mineral o directamente a la planta de chancado; desde ahí pasa al aglomerado. Mediante camiones, el mineral aglomerado se envía a las pilas de lixiviación que se construyen con un stacker. Luego del riego de las pilas con agua y ácido, se acumula en las piscinas de PLS y se conduce al área de extracción por solventes; luego pasa al patio de estanque y de calentamiento de soluciones (TF) para finalizar en el área de EW con la cosecha de los cátodos. Los cátodos se despegan con una máquina automática y terminan en la bodega de cátodos.  

A este respecto, Velasco explicó: “La construcción de la planta de cátodos demoró aproximadamente 14 meses, y su costo estimado bordea los US$48 millones. Estamos comenzando la etapa de procesamiento de cobre, y esperamos llegar a procesar unas 2.000 toneladas por día de mineral.”

Un Compromiso con las Buenas Prácticas Mineras
Aun cuando la Región de Arica y Parinacota no cuenta con tradición minera y que tiene ciertas situaciones históricas por contaminación por malas prácticas mineras, Pampa Camarones se ha propuesto demostrar que es capaz de desarrollar un proyecto minero sustentable con el medio ambiente y con la comunidad.

“Nos hemos comprometido con la comuna de Camarones, que no seamos vistos como una empresa minera, sino como unos buenos vecinos. Para ello hemos desarrollado un acuerdo con la municipalidad para apoyar los esfuerzos de rescatar vestigios de la cultura Chinchorro, de impresionante valor histórico, arqueológico y patrimonial para la zona y nuestro país,” explicó el gerente general del proyecto.

Pampa Camarones ha establecido una política de transparencia y de puertas abiertas, tanto con las autoridades, como con la comunidad e incluso, con aquellas organizaciones que se han manifestado contrarias al proyecto y al desarrollo minero en general en la Región de Arica y Parinacota. Por lo mismo, se ha invitado a representantes de estas organizaciones a que conozcan el proyecto, que vean en terrenos cuáles han sido las medidas que se han adoptado para generar los menores impactos posibles y que se interioricen en lo que respecta a la utilización de agua de mar en las faenas y sepan que la energía que alimentará a la faena provendrá de Energía Renovable No Convencional (ERNC) suministrada por una planta fotovoltaica.

Compartir