Una de las minas de oro con mayor inversión extranjera de Argentina ha logrado que todos y cada uno de sus procesos aprobaran exitosamente las auditorías medioambientales más exigentes del mundo
Por Oscar Martinez Bruna, Editor en Latinoamérica

A dos años del inicio de su operación comercial, Gualcamayo es hoy por hoy una de las principales minas con producción de oro de Yamana Gold en el mundo. Este yacimiento es explotado a través de Minas Argentinas S.A., subsidiaria de Yamana en Argentina. La mina comenzó su producción industrial en septiembre de 2009.

“La vida productiva de la mina calculada actualmente es de 9 años, finalizando en el 2020 el procesamiento de mineral, aun pero debemos considerar que periódicamente se están realizando campañas de exploración que podríanincrementar la vida de la misma,” dijo Marcelo Agulles, Coordinador de Comunicaciones de Minas Argentinas S.A.

La dotación completa de Gualcamayo ronda los 700 trabajadores. En mina trabajan alrededor de 250 personas del staff propio y otros 30 tercerizados.

Se trabaja las 24 hs del día y los 365 días del año, con 4 turnos operativos de 60 personas cada uno. Cada turno trabaja durante una semana y luego descansa 7 días, los turnos son rotativos trabajando una semana de día y otra de noche.

Gualcamayo cuenta con un departamento de entrenamiento exclusivo ya que el 80% de los operarios son de la zona donde se encuentra el yacimiento y no tiene experiencia previa en minería.

El punto más alto de la mina se encuentra a 2500 metros sobre el nivel del mar,  su rajo principal se llama Quebrada del Diablo. El campamento se ubica a 1950 msnm.

El proceso operativo comienza con la perforación del terreno. Se realizan con diámetros de 5 pulgadas y profundidades aproximadas de 11 metros (incluye 1 metro de sobre perforación). La mina mueve aproximadamente unas 26.000 toneladas de mineral por día y 100.000 de estéril.

Las voladuras son realizadas por una empresa contratista. Se realiza la carga de los pozos perforados con ANFO (explosivo) y tapados con material inerte para retener los gases. Luego se realiza una detonación controlada, dejando el material con un desplazamiento, esponjamiento y granulometría acorde para su posterior carga y transporte.

El material estéril: en este caso se carga y transporta hasta su deposición final en botaderos. En cuanto al mineral, este se transporta y descarga en un ore pass (chimenea)  de 200 m, aproximadamente, de profundidad en cuya base se encuentra un alimentador que recibe el material y lo envía hasta el triturador primario.

La explotación de la mina se hace dejando bancos de 20 metros en paredes finales y el minado se hace cada 10 metros.

Para poder llevar a cabo las labores de perforación, carguío y transporte, la mina cuenta con seis perforadoras Panteras DP1500, una perforadora Ranger 680, seis camiones articulados CAT 740 de 40 toneladas, nueve camiones articulados Komatsu HM-400 de 40 toneladas, tres camiones AD-B45 CAT de 45 toneladas, seis camiones rígidos Komatsu HD 465 de 50 toneladas, cinco camiones rígido CAT 773 de 50 toneladas, una excavadora Komatsu PC 450, tres excavadoras Komatsu PC 800, seis cargadores frontales Komatsu WA-600 y dos cargadores frontales CAT 988. Todos estos equipos son apoyados por unidades de soporte, entre los que destacan cinco topadores Komatsu D-375 sobre orugas, un topador Komatsu sobre ruedas, y una motoniveladora CAT.

La ley media prevista en la vida de la mina es de 1,13 g/tn. El mineral se procesa en el valle de lixiviación sur, cuya capacidad es de 22 millones de toneladas (actualmente posee 16.000.000 tn apiladas). El apilamiento se realiza usando 22 cintas transportadoras y un stacker (cinta transportadora móvil). A plena producción, se tritura a un promedio de 26.000 tn de mineral y lleva un ritmo de producción de oro que le permitirá alcanzar las 172.000 oz anuales para el presente año.

La planta de operación cuenta con equipos de trituración primaria (a mandíbulas), trituradores de cono secundarios y terciarios, todos marcas Sandvik.

El procesamiento propiamente tal se inicia mediante la operación hidrometalurgica de lixiviación en pilas, empleando como solución lixiviante una solución de cianuro de sodio al 0,03%, La pila es irrigada por lixiviación mediante goteo y la solución se enriquece en oro a medida que percola por las diferentes capas, dejando el mineral con un bajo contenido en oro. La solución lixiviante es dirigida, por medio de tuberías colectoras hacia la planta de Procesos.

En planta de Procesos la solución rica ingresa a 10 columnas de adsorción en carbón. Durante esta etapa, el carbón adsorbe el oro y deja una solución cianurada pobre. Esta solución es reenviada al valle de lixiviación para continuar con la lixiviación. De esta manera, el flujo de solución cianurada permanece en un circuito cerrado, no habiendo contacto alguno con el medio ambiente, con cero descarga.

Posteriormente el oro es extraído del carbón mediante una operación que involucra presión y temperatura. La solución rica extraída es bombeada a la refinería donde se lleva  cabo la recuperación del oro por electroobtención (se emplea una corriente continua por lo que el oro queda en barras de acero inoxidable que se conocen como cátodos). Finalmente, la operación de electroobtención produce un lodo, el cual es secado en hornos a 150°C, lo cual permite extraer el agua contenida en el mismo. El lodo seco es mezclado con fundentes y dirigido al sector de fusión, donde un horno a 1150°C lo funde para obtener el lingote de doré.

El cuidado medioambiental, junto con la seguridad, es uno de las principales preocupaciones de la administración de la mina Gualcamayo. La empresa ha implementado una completa gestión del cianuro, basado en los requerimientos del Código Internacional de Manejo de Cianuro.

En la mina se utiliza cianuro para la extracción del oro contenido en el mineral. La operación de lixiviación se realiza bajo el concepto de circuito cerrado, por lo que no es necesario contar con una planta de tratamiento para el cianuro, ya que no se realiza ninguna emisión de solución hacia el medio ambiente. Como el cianuro es degradado por radiación solar y, además, consumido por el mineral, se repone la concentración perdida dosificando una solución cianurada, la cual es preparada en la planta de procesos.  

El cianuro se adquiere en estado sólido (en briquetas) y, mezclado con solución alcalina, constituye la solución cianurada concentrada que permite ajustar la concentración al 0,03% en el valle de lixiviación.

El empaque de la bolsa de cianuro es intensamente lavado para eliminar cualquier resto del mismo. De esta manera, no se produce residuo cianurado alguno sino que el mismo es completamente utilizado por la operación.  

Marcelo Agulles le comentó a Equipo Minero que “Gualcamayo está siendo auditado para cumplir con el Código Internacional de Manejo del Cianuro. Recientemente, el auditor internacional emitió la recomendación para otorgar el certificado a Gualcamayo luego de haber superado todas las auditorías. Este código exige alto estándares para el  transporte, manejo, tratamiento y disposición en el uso del cianuro de sodio,” puntualizó Agulles.

Antes del cierre de esta edición la mina Gualcamayo había obtenido la Certificación ISO 14.001 de gestión ambiental. Este logro implica que todos los procesos del emprendimiento ubicado en Jáchal pasaron exitosamente las auditorías más exigentes del mundo.

La certificación fue otorgada por Moody International, uno de los organismos de certificación con más prestigio en la materia. Este logro resalta el compromiso permanente para optimizar cada uno de los procesos en la mina Gualcamayo.

Moddy auditó y avaló todos los procesos de Gualcamayo, esto es: prospección, exploración, explotación de mina, procesamiento de minerales, fundición y servicios de apoyo a la operación para la obtención de metal doré.

Para obtener la certificación de Moody International, Minas Argentinas dispuso de prolijos y rigurosos mecanismos de trabajo en cada una de sus áreas y comprometió a todos sus colaboradores y proveedores en el cumplimiento de los mismos.

En cuanto a los desafíos que enfrenta la mina en estos momentos, en términos de futuros proyectos o ampliaciones planificadas, próximamente se comenzará la construcción del nuevo Valle de lixiviación Norte con capacidad para 54.000.000 de tn y el proyecto de mina subterránea.

Compartir