El sistema permite a las compañías monitorear varias minas, tender un puente de comunicaciones, e implementar un plan de respuesta de emergencia automatizado
Por Steve Fiscor, Editor-en-Jefe

La proliferación de los avances en comunicación para las minas subterráneas—redes troncales, nodos inalámbricos, sistemas RFID, buscapersonas, radios portátiles, etc.—ha sido increíble. Lo que las compañías mineras necesitan ahora es una forma de administrar todos estos recursos eficazmente en forma interna. Esto es especialmente válido en caso de una emergencia.

Muchas veces los datos de equipos e información de seguridad están muy dispersos. Complicando aún más las cosas, las minas operan independientemente, incluso dentro de la misma empresa. Una correcta toma de decisiones requiere de información clara y concisa. El operador del centro de control debe ver todos los aspectos.

Cuando ocurre un incidente, la respuesta normalmente está orientada al grupo y puede ser difícil coordinar esfuerzos externamente. Ejecutar los planes de respuesta de emergencia (ERPs), seguir los Procedimientos Estándar de Opera-
ción (SOP), realizar las notificaciones apropiadas, mientras se presta asistencia a un minero herido o se combate un incendio subterráneo fácilmente podría abrumar a los capataces de las minas. Si una mina está aislada, puede que le sea difícil encontrar recursos fuera de la faena. Los servicios de emergencia y los socorristas podrían estar usando diferentes canales de radio o dispositivos de información incompatibles.

Strictly Business Computer Systems (SBCS) ha diseñado un Centro de Comunicaciones Centrales que tiene la capacidad de conectar a todos los sistemas de comunicación y agregar todos los datos que fluyen desde una mina y presentarlos en una interfaz fácil de usar para el operador del centro de control. Aunque las minas en EEUU admiten una curva de aprendizaje pronunciada y un periodo prolongado de depuración durante la instalación, ellos creen que el sistema ha sido simplemente fenomenal.

El Centro de Comunicaciones Centrales
El sistema SBCS, o el Sistema de Seguridad y Monitoreo (SaM), presenta información en una forma significativa y útil. Envía alarmas audibles y visibles intrusivas e inmediatas a personal entrenado. El sistema utiliza los canales de comunicación privados de la mina y está construido con tecnología probada basada en estándares. Con suministros de poder auxiliar y rutas redundantes de comunicación, no perderá una conexión.

Las empresas mineras pueden usar SaM para monitorear y controlar múltiples minas, lo que les da la capacidad de dividir responsabilidades entre locaciones en respuesta a un incidente. El concentrador el Sistema SaM, el Centro de Comunicaciones Centrales, puede estar localizado en cualquier parte y el control transferirse de una estación a otra. Ejecutivos y gerentes clave pueden ganar acceso remoto seguro a través de la Internet.

El término interoperabilidad describe de mejor forma al sistema. SaM emplea Protocolo Ethernet e Internet (IP) estándar para voz, datos y video comunicación. SaM conecta a los sistemas en las salas de control de la mina con mecanismos de control remoto y mezcladores de audio IP. El sistema SaM convierte todo el tráfico análogo de radio y teléfono (celular y PSTN) a IP. Por ende, es compatible con cualquier sistema de control o gestión de la mina que tenga la capacidad de trabajar con transmisiones digitales o análogas. La arquitectura estándar incluye computadores personales y Voz mediante teléfonos IP (VoIP). El operador tiene la capacidad de conectar instantáneamente gente que antes estaba aislada, tales como socorristas, consultores, ejecutivos, etc. Se pueden agregar recursos a una conversación rápidamente y luego eliminar cuando ya no sean necesarios.

La gente puede conversar perfectamente entre aparatos y ejecutar una respuesta coordinada. La persona responsable en la mina puede administrar directamente la entrega de recursos. El operador del sistema puede poner en conferencia a personas para poder tomar decisiones informadas.

El sistema también permite a la mina automatizar políticas y SOP. Una vez que la mina determina que grupo necesita comunicarse, cuándo, en qué orden, cómo (E-mail, mensaje de texto, buscapersonas o llamada de voz) y en que aparatos, el sistema puede reemplazar el proceso de notificación manual. SaM también captura una pista de auditoría para análisis y entrenamiento de comando y control como también para la gerencia de operaciones.

Para que una compañía minera que opera varias minas, los beneficios económicos directos son enormes. En el caso de IRP, por ejemplo, un Centro de Comunicaciones Centrales SaM reemplaza lo que habrían sido cuatro o quizás cinco centros de control. Considerando que cada uno habría tenido que ser manejado por un minero certificado cada vez que hubiera gente bajo la tierra, la compañía estaría considerando ahorros que se acercarían al millón de dólares por año. También están los ahorros de costo asociados a una eficiencia operacional mejorada. Es imposible poner un precio a los beneficios por menos inconvenientes de mejores respuestas a emergencias, pero baste decir que serían enormes.

Instalación y Desarrollo
SBSC pasó dos años o más desarrollando tecnología dirigida específicamente a las faenas mineras con un par de socios, Carroll Technologies, una firma de West Virginia que posee Delta Electric y Carroll Engineering, y Cisco Systems, junto con su software de Sistema de Interoperabilidad IP y Colaboración (IPICS). IPICS es una completa solución escalable para interoperabilidad de las comunicaciones. Permite comunicaciones pulsa-y-habla en teléfonos de radio, redes, clientes laptop y PC, teléfonos fijos y móviles, mejorando los tiempos de respuesta y la colaboración del recurso. Al enviar tráfico de radio a través de una red IP, el sistema IPICS en forma económica deja al personal de seguridad intercambiar información cuando estén usando radios compatibles. Puede facilitar una respuesta de manejo de incidentes coordinada para emergencias y operaciones cotidianas a lo largo de múltiples agencias, jurisdicciones o departamentos.

Después de los ataques terroristas del 9-11 en la ciudad de Nueva York, IPICS se convirtió en la herramienta escogida para los socorristas. El personal de emergencia que respondía a las Torres Gemelas descubrió que diferentes departamentos no podían comunicarse y los sistemas de comunicación que funcionaron se saturaron. “Hasta donde sé, somos la única compañía que usa IPICS en una aplicación comercial,” dijo Mike Owens, presidente de SBCS. El software IPICS permite al sistema convertir fuentes de comunicación por audio a IP estándar. Un operador fácilmente puede crear conexiones ad-hoc que unan varias fuentes de comunicación para aplicar recursos inteligentemente en responder rápidamente a eventos rutinarios como también a emergencias.

“Nosotros mirábamos mientras las minas lidiaban con la integración de nueva tecnología de comunicaciones con sistemas más antiguos, y parecía que iban a necesitar un sistema central para conectar dispositivos que no fueran compatibles con las comunicaciones convencionales,” dijo Owens. “Para que las minas consideren incorporar un sistema de seguridad en sus operaciones para actividades cotidianas, este también tendría que mejorar la productividad. Hasta ahora, los mineros simplemente no podían hablar radio a teléfono a computador a cualquier comunicación remota que estuviera en la superficie. Las minas estaban perdiendo dinero por tempo muerto simplemente porque un mecánico no podía pedir fácilmente una herramienta o un repuesto, ni podía hablar con un experto en máquinas.

“Durante el desarrollo, descubrimos que podíamos capturar la información que estaba siendo transmitida desde un sistema de rastreo y comunicación subterránea y retornar esa información desde diferentes minas hasta un solo centro de control,” dijo Owens. “Mientras evolucionaba el proyecto, descubrimos que combinando la función de interoperabilidad y el hecho que podíamos capturar esa comunicación de cada mina directamente, significaba que podíamos monitorear múltiples minas, ayudar a facilitar la toma de decisiones operacionales y eliminar la neblina de guerra durante emergencias.”

Cuando ocurre un incidente, hay que notificar a mucha gente, se deben tomar decisiones en equipo, y al juntar toda esa comunicación, explicó Owens, se aclara la incertidumbre, la información está más fácilmente disponible y las decisiones se hacen basándose en mejores datos.

SBCS recientemente instaló un sistema prototipo que ha evolucionado en un sistema SaM totalmente operativo. “Fuimos capaces de tomar el procedimiento estándar de operación para notificar desde el ERP de la mina y automatizarlo,” dijo Owens. “En el caso de un incidente, hay una lista jerarquizada de personas que deben ser notificadas oportunamente. La automatización permite a la compañía aumentar y reducir un incidente airosamente. No todo incidente requiere pleno escalamiento, pero cada incidente requiere algo de atención y este sistema nos permite llevar ese incidente al nivel de atención que requiere.”

En el caso de un incidente, los gerentes en faena entienden a la mina y a los mineros, y ellos serían las personas más útiles para analizar necesidades. El operador de SaM se convierte en un ayudante o un facilitador, agilizando las comunicaciones apropiadas mientras el incidente está siendo manejado en faena. Esta lógica es consistente con lo que los reguladores esperaban lograr con los sistemas de rastreo y comunicaciones—que alguien manejara el puesto, entendiera lo que pasa y pudiera ayudar.

Probando el SaM
La tecnología SBCS “pone los pernos en la parte superior” de los sistemas de rastreo y comunicaciones mientras son instalados. Una vez finalizado el cableado para un sistema alimentador con fugas, SBCS sigue y realiza extracciones de pantalla desde los trabajos subterráneos activos hasta la sala de control. “Las redes crecen con cada mina y el sistema en general evoluciona mientras las minas abren y cierran,” dijo Owens. “Cuando finalizan una instalación, nosotros ponemos los pernos en la parte superior.”

Estos sistemas de comunicación plantean un desafío desde una perspectiva de la mantención. Los cables se cortan, los lectores colisionan, y ocurren fallas imprevistas. Las minas están constantemente reparando y ampliando la infraestructura. La mina tiene que mantener cualquier sistema mientras avanza, pero Owens también indica que, como un operador del sistema SaM está siempre mirando, los problemas son rápidamente identificados. El personal de mantención no está arreglando los desperfectos de un sistema a ciegas.

El sistema SBCS SaM puede trabajar con cualquier sistema de rastreo o de comunicaciones. “Podemos capturar lo que retorna a la superficie en forma de datos,” dijo Owens. “Como estamos usando tecnología IP, la infraestructura que instalamos puede aplicarse a todas las operaciones de la compañía, sistemas telefónicos VoIP [Voz sobre IP] para oficinas, bodegas, garitas, etc. También podrían tener acceso a Internet donde no antes ninguno tenía.”

Owens recuerda un sentimiento extraño por filmar un ejercicio de entrenamiento inicial ‘man down’. “Fuimos capaces de poner a la persona responsable en contacto con el EMT, que aún estaba en ruta a la mina,” dijo Owens. “Con la forma en que funciona la tecnología, podemos relacionarnos con cualquiera, un cirujano de traumas, un especialista, etc. El sistema ahorra tiempo, especialmente cuando uno considera las decisiones de si correr hasta un teléfono en la mina y buscar ayuda, o quedarse y realizar primeros auxilios y luego notificar a otros. El mejoramiento en ser capaz de reducir el tiempo de respuesta para un incidente es extraordinario.

A veces los mineros no valoran verdaderamente la tecnología, pero la diferencia que este sistema de comunicación puede hacer en una emergencia real es fenomenal tanto en términos de la cantidad de tiempo ahorrado como en la cantidad de recursos que pueden ser organizados. Se puede hacer mucho más rápido. Tiene todos los aspectos de seguridad junto con las ganancias totales en eficiencia operacional.

Compartir