No se necesitó de un estudio federal de seis años para demostrar que los mineros quieren equipos de análisis de fluidos en terreno para resultados rápidos pero detallados como parte de sus programas de mantención preventiva a sus equipos. Pero eso fue lo que concluyó un estudio del Departamento de Energía de los EEUU en el 2004, y lo que un número cada vez mayor de respetados participantes de la industria minera, incluyendo al proveedor de servicios Megatrol y al proveedor de equipos P&H Mining Equipment, están buscando implementar.

“Para permanecer productivas al máximo, las minas necesitan información en tiempo real en la que puedan actuar como parte de su planificación diaria en lugar de un chequeo periódico,” dijo Tom Barnes, gerente de soporte de producto de P&H Mining Equipment. “La razón: Los equipos son más grandes y más complejos; las minas son más remotas; y es difícil conseguir ayuda técnica sofisticada, especialmente en mercados emergentes.”  

El análisis de fluidos es vital para la “salud” de todos los equipos mineros, no sólo de los que valen millones de dólares. Pero tomar y enviar cientos de muestras de lubricante cada mes a un laboratorio alejado de la faena para análisis es una pesadilla costosa de manejar a más de US$ 20 por muestra. El costo se multiplica cuando los gerentes de las minas tienen que esperar resultados, pueden ser días o semanas, dejando equipos de producción claves susceptibles a paralizaciones repentinas no programadas si las reparaciones que se necesitan no se hacen de antemano.

El análisis en terreno en tiempo real ahora está eliminando esa espera y el costoso muestreo con equipo que es fácil de usar. En 10 minutos o menos, los operadores pueden tener un completo análisis que muestre el desgaste metálico y la contaminación antes que la pérdida de equipos y el tiempo muerto se vuelvan catastróficos, permitiendo a los gerentes de las minas reparar sus equipos más rápido y volver a ponerlos en servicio con mayor economía que nunca.

“Cualquier pieza mecánica de un equipo puede fallar si no se está encima del mantenimiento preventivo, especialmente en un ambiente minero severo y remoto,” dijo Jon Rose, que tiene 40 años de experiencia en la industria minera como dueño de Megatrol Inc., un proveedor de soluciones proactivas para un eficiente gestión y mantención de equipos mineros. “Una hora extra de operación puede a veces conducir a un tiempo muerto muy caro y esa es una excelente razón para un programa de análisis de aceite en terreno. Esperar los resultados de las pruebas de laboratorios alejados de la faena es un riesgo que prefiero evitar debido a los altos costos de los equipos y al gasto total por tiempo muerto.”

Como los mineros normalmente están en lugares remotos, enviar muestras a laboratorios alejados de la faena toma tiempo. Incluso una entrega en 24 horas desde un laboratorio fuera de faena no tiene en cuenta el tiempo para enviar la muestra a través de el correo, mediante entrega para el día siguiente (a un costo adicional para el remitente). Incluso los laboratorios fuera de faena reconocen que las muestras se degradan con el tiempo. Además, las muestras que son mal manipuladas o dañadas durante el envío también pueden afectar la integridad de los resultados.

Aunque existen en el mercado dispositivos de prueba más pequeños y menos completos para monitoreo en terreno, un análisis más completo de múltiples factores, incluyendo comparaciones contra curvas de velocidad de desgaste de equipos esperadas, sólo ha estado disponible mediante el análisis de fluidos en laboratorios fuera de faena.

Para un análisis en tiempo real y la repetitividad de los datos que pueden ayudar a maximizar el tiempo de producción de los equipos mineros, Megatrol recurrió a On-Site Analysis (OSA), un líder mundial de tecnologías de análisis de diagnósticos de fluidos.

OSA, antes de su fundación, era un laboratorio independiente en los ‘80. La empresa se formó para abordar la necesidad del mercado de pruebas de calidad en laboratorio más rápidas y completas y pronto lanzó su analizador en terreno MicroLab. Esencialmente un “laboratorio en una caja,” el analizador en terreno fue desarrollado para producir resultados de calidad de laboratorio en un paquete más pequeño y con una interfaz sensible al tacto fácil de usar.

Hay disponibles  dispositivos de prueba más pequeños y menos completos para monitoreo en terreno, pero estos dispositivos portátiles se limitan a pruebas sencillas como las de viscosidad. Estos no analizan la información en comparación con las curvas de velocidad de desgaste de motor conocidas y esperadas, y en su lugar manejan valores estimados basados en la información del usuario, lo que puede afectar la exactitud de los resultados e incluso indicar un problema cuando no existe uno.

OSA puede identificar la presencia de 20 metales, medir propiedades físicas tales como glicol, TBN, hollín (solamente motores diesel), dilución de combustible, agua, nitratación y oxidación, y también medir la viscosidad a 40 y 100c. Tiene un contador de partículas integrado y entrega comparaciones contra curvas de velocidad de desgaste de equipo esperadas similares a los laboratorios fuera de faena.

Luego de finalizar el análisis, el equipo entrega un informa de diagnóstico fácil de entender que incluye medidas preventivas sugeridas. Los datos pueden ser descargados a un sitio Web LubeTrak protegido con contraseña para extraer los datos desde cualquier parte del mundo. Además los resultados son enviados por correo instantáneamente como una “Alerta” si se encuentra aluna anormalidad.

Megatrol ha tenido éxito usando dos laboratorios OSA en una mina de carbón en Gillette, Wyoming, probando entre 600 y 800 muestras de fluido , de una flota de varios cientos de vehículos incluyendo camiones, bulldozers, niveladoras y equipos de apoyo, cada mes.

“El laboratorio de Análisis En-Terreno proporciona una vista completa de los metales de desgaste y propiedades físicas,” dijo Rose. “Con un análisis y reparación oportunos en terreno, muchas faenas podrían ahorra miles de dólares al evitar reparaciones no programadas y tiempos muerto. Al reemplazar una manguera de $5 a tiempo, por ejemplo, usted podría ahorrar un motor de  $120.000 o una transmisión de $70.000,” dijo.

En minas con alta producción hoy en día, cada minuto de tiempo muerto cuanta y cada tiempo muerto debe ser minimizado, especialmente en equipo clave que pudiera afectar negativamente alguna parte de la producción si ese equipo se estropea, dijo Barnes.

El gigante en equipos mineros ha agregado análisis de fluidos en terreno a su Programa de Monitoreo Remoto de Salud (de los equipos), que agiliza el diagnóstico, mantención y reparación de los equipos a través de su red MinePro Services, y está comenzando a estrenarlo en todo el mundo. El Programa de Monitoreo Remoto de Salud ayuda a maximizar la buena salud y la productividad de los equipos de la mina, permitiendo a los gerentes y técnicos monitorear en línea todos los aspectos vitales de equipos claves.

“Al trabajar con OSA, hemos incorporado análisis de luidos hidráulicos y aceite en terreno, además de una capacidad para rastrear tendencias históricas de desgaste de componentes con generación de informes en línea y nuestra capacidad de monitorear aspectos vitales como la temperatura y los registros de falla del equipo,” dijo Barnes. “Este le entrega los gerentes y técnicos de la mina una capacidad, casi en tiempo real, para analizar, diagnosticar, predecir y responder cuando se necesita reparación a partir de una interfaz integral y segura con un sitio Web, o recibir alertas críticas por correo electrónico. También permite a Operaciones Mina fijar parámetros de referencia y desarrollar tendencias que conduzcan a optimizar el rendimiento a las mejores prácticas.”

Según Barnes, la capacidad de tener resultados más inmediatos ayuda a los operadores a agilizar sus programas de mantención preventiva. “En base a una mayor tiempo productivo; menos mantención, reparación y menores costos medioambientales; como también a la eliminación de costos de despacho y envío fuera de faena de análisis de fluidos, las minas con alta producción podrían lograr ROI en menos de un año con el programa El Programa de Monitoreo Remoto de Salud, incluyendo el análisis de fluidos en terreno,” dijo Barnes.

Compartir