Algunos expertos ajustan al alza estimación de precio promedio anual de cobre de US$3,37 a US$4,19 la libra…

Algunos expertos ajustan al alza estimación de precio promedio anual de cobre de US$3,37 a US$4,19 la libra, mientras que especialistas de Cochilco (Comisión Chilena del Cobre) prevén que en 2012 el valor del metal rojo estará en US$4,04 la libra.
 
La “Encuesta Periódica del Mercado del Cobre” elaborada por la Comisión Chilena del Cobre reveló que un grupo de sus expertos ajustó al alza las proyecciones del precio del cobre tanto para 2011 como para 2012. La encuesta entrega las expectativas de precio que distintos expertos del mercado, encuestados por Cochilco, tienen sobre el cobre para el corto y mediano plazo.    

Entre 2009 y 2010, hubo avances en todos los precios promedio de los metales considerados en el análisis. El precio promedio del cobre año 2010, superó en 46% al del año previo, posicionándose como el mayor valor nominal de la historia y uno de los mayores en términos reales. Este buen desempeño, estuvo basado en más sólidos fundamentos de mercado, y el respaldo de China, que se encumbra nuevamente como el principal motor de crecimiento de la demanda por metales.

Según el sondeo realizado a 12 especialistas, para 2011 prevén un precio promedio anual de US$4,19 la libra, esto es superior al pronóstico entregado en octubre de 2010, cuando auguraban un precio promedio de US$3,37 para este año. Las proyecciones de los analistas contemplan un rango de precios cuyo mínimo fue de US$4,00 y un máximo de US$4,40 por libra de metal.

En tanto, para el primer y segundo trimestre del año 2011, los especialistas prevén que el precio del metal promediará US$4,26 y US$4,25 la libra de cobre, respectivamente.

Para el año 2012, las proyecciones de los agentes apuntan a un valor promedio anual de US$4,04 la libra de cobre, lo que representa un precio también superior al previsto por los especialistas en la anterior encuesta, que arrojaba un valor promedio de US$3,29 la libra. Las estimaciones de los analistas contemplan un rango de precios cuyo mínimo fue de US$3,50 y un máximo de US$4,80 por libra de metal.

“Para este año se espera que casi la totalidad de los países demandantes de cobre a nivel mundial registren crecimientos de sus economías que redunden en una mayor demanda de cobre, lo que su vez generará un mercado aún más estrecho. Por ello, para 2011 prevemos un déficit de cobre de 466 mil toneladas, superior al déficit de 90 mil toneladas con que cerró el año 2010”, explicó el Vicepresidente Ejecutivo de Cochilco.

En tanto, para 2012, Cochilco prevé que el precio del cobre promediará US$4,04 la libra debido a que el déficit de cobre se mantendrá –aunque en menor medida que en 2011, llegando a 297 mil toneladas, aproximadamente. La oferta de cobre no será capaz de satisfacer la demanda de los principales países consumidores como China, Turquía, India y algunos países de la Unión Europea.

“Para el año 2012, la proyección sigue mostrando un mercado estrecho, aunque no tan agudo como el previsto para este año. No obstante, la mantención de los inventarios relativos en niveles inferiores a las 2 semanas de consumo –elemento que revela la baja disponibilidad de cobre en el mercado-, debido a una robusta demanda y una oferta que no alcanza a suplirla nos indica que el precio promedio del cobre estará en torno a los US$4,04 la libra”, precisó la autoridad.

Respecto a la proyección de demanda de cobre estimada para el año 2011, Cochilco prevé que ésta crecerá 5,3% respecto de 2010, llegando hasta cerca 20,1 millones de toneladas, esto es cerca de un millón de toneladas más que la demanda estimada para el año pasado. Las economías que liderarán la demanda de cobre durante 2011 serán.

China con un crecimiento de 6,0%, la Unión Europea con un alza de 5,5%, Rusia de 25,6% e India con 7,1%, entre otros. En tanto, para el año 2012 se prevé que la demanda de cobre crecerá 4,2%, esto es cerca de 850 mil toneladas más. Se estima que un crecimiento más suave en el consumo por parte de China (3%) y de Rusia (16,7%) explicaría esta moderación.

En cuanto a las perspectivas de oferta mundial de cobre, que incluye la producción de mina y de chatarra, Cochilco prevé que ésta llegará a cerca de 19,7 millones de toneladas en 2011, esto es 3,3% más que el año anterior, debido en gran medida a un alza relevante de la oferta de chatarra (refinado secundario). En tanto, para 2012, los pronósticos apuntan a un total mundial de 20,7 millones de toneladas, aproximadamente, lo que representa un alza de 5,2% más que en 2011, proveniente principalmente de operaciones productoras de concentrados y de chatarra.

En términos de la producción de mina mundial prevista para el año 2011, ésta presentaría un alza de 345 mil toneladas, para totalizar 16,5 millones de toneladas métricas finas. “La mayor producción que se agregaría al mercado provendría principalmente de Chile, con 346 mil toneladas adicionales; de Zambia, país que agregaría 185 mil toneladas más al mercado y México, con 171 mil toneladas más. La excepción sería Indonesia, que vería nuevamente caer su producción en sus dos operaciones: Grasberg y Batu Hijau”, precisó el Vicepresidente Ejecutivo de Cochilco, Andrés Mac-Lean.

Para el año 2012 se espera una consolidación del escenario de mayor crecimiento iniciado en 2011. Se prevé que la producción de mina mundial llegará a 17 millones de toneladas métricas, lo que implica un alza de 3,1%, la que provendrá principalmente de Estados Unidos con 172 mil toneladas adicionales; Brasil con 120 mil más y Perú que agregará otros 102 mil toneladas al mercado.

Para el año 2011, Cochilco prevé que la producción de cobre en Chile llegue a 5,7 millones de toneladas métricas lo que representa un crecimiento de 6,4% respecto de 2010. Si se considera las pérdidas de producción esperadas, ésta llegaría a 5,5 millones de toneladas. El alza en la producción de concentrados está asociada a la entrada en operación del proyecto Esperanza de Antofagasta Minerals (120 mil TMF), aumentos de capacidad en la División Andina de Codelco (+64 mil tons.) y en Los Pelambres (+56 mil tons.), además de la puesta en marcha de Andacollo Sulfuros (+25 mil tons.). En tanto, el incremento de producción de cátodos está asociada a la recuperación de los niveles productivos de Gaby (+42 mil tons.) y Escondida (+ 32 mil tons.) y a la plena capacidad de Spence (+ 21 mil tons.).

Para el año 2012, se espera que la producción chilena totalice 5,8 millones de toneladas, lo que implica un aumento de 1,5% respecto de 2011. Si se considera las pérdidas de producción esperadas, ésta llegaría a 5,45 millones de toneladas. Se esperan aumentos y reducciones importantes en la producción de concentrados. Entre los más destacables, están la puesta en marcha de la expansión de Los Bronces (+ 82 mil tons.), y de Esperanza (+ 60 mil tons.) y las caídas en Collahuasi (- 43 mil tons.) y Codelco Norte (-39 mil tons).

Entre tanto, el International Copper Study Group (ICSG) reveló datos preliminares para la oferta y la demanda de cobre mundial de Octubre del 2010 en su boletín de Enero del 2011.

De acuerdo a los datos preliminares del ICSG, el balance de mercado del cobre refinado para Octubre del 2010 varió hasta un pequeño superávit de producción de 34.000 toneladas métricas, con posterioridad a 7 meses de un déficit constante. Al hacer los ajustes estacionales para el consumo y la producción mundial, Octubre mostró un déficit de 35.000 toneladas. El balance aparente del cobre refinado para los primeros 10 meses de 2010, incluyendo modificaciones a datos presentados anteriormente, indica un déficit de producción de alrededor de 400.000 toneladas (un déficit ajustado estacionalmente de 213.000 toneladas). Esto se compara con un excedente de producción de 32.000 toneladas (un superávit ajustado estacionalmente de alrededor de 210.000 t) en el mismo periodo del 2009.

Durante los primeros 10 meses del 2010, el consumo mundial aparente de cobre creció en un 7,5% (aproximadamente 1,1 millones de toneladas métricas) comparado con el del mismo periodo del 2009, principalmente debido a la recuperación de los débiles niveles de consumo del 2009 en la Unión Europea (EU), Japón, y los Estados Unidos, donde el consumo en un 11%, 24%, y 7%, respectivamente. A pesar que estas tasas de crecimiento anual son sólidas, el consumo en la Unión Europea, Japón y los Estados Unidos permaneció a niveles bien por debajo de la pre-crisis (por debajo de los niveles de Enero-Octubre del 2008 en un 15%, 14%, y 16%, respectivamente). En los primeros 10 mese del 2010, el consumo aparente de China aumentó en un más modesto 3,6% a partir del muy fuerte nivel de consumo aparente durante el mismo periodo comparativo 2009. El consumo mundial de refinado ex-China aumentó en un 10% durante los mismos periodos.

La producción minera mundial en los 10 primeros meses del 2010 permaneció prácticamente sin cambios comparada con la del mismo periodo del 2009 (+0.5%). La producción de concentrado siguió siendo la misma mientras la extracción por solvente/electro-obtención (SX-EW) creció en un 2,2%. La producción en Chile, el mayor productor a nivel mundial, creció en apenas un 0,7%, pero aún estaba una 2,4% por debajo de la del mismo periodo del 2007. La producción de otros principales productores tales como Perú, los Estados Unidos, Australia e Indonesia, que juntos representan alrededor del 25% de la producción mundial total de cobre de mina, disminuyó en un total de 7%. La tasa de utilización de capacidad de la producción de las minas en los primeros 10 meses del 2010 fue de alrededor del 79,7%, reflejando el bajo rendimiento de la producción de las minas. Durante los primeros 10 meses del 2010, la producción mundial de refinado aumentó en un 4,6% (700.000 toneladas) comparado con la producción en el mismo periodo del 2009, con un 70% del crecimiento atribuido a una mayor producción secundaria (de la chatarra). La producción primaria de refinado (a partir de mineral) aumentó en sólo un 1,8%, mientras que la producción secundaria aumentó en un 20.8%. Es necesario destacar que el gran aumento relativo en la producción secundaria de cobre refinado refleja en parte los menores precios del cobre y la consiguiente apretura del mercado de la chatarra que existió a principios del 2009. El crecimiento de la producción mundial de refinado ha sido impulsada principalmente por China (13%), Japón (9.6%) y la Unión Europea (7%), que juntos representan casi una mitad de la producción mundial de cobre refinado. La producción en dos otros importantes refinadores mundiales, Chile y los Estados Unidos, construye alrededor de un cuarto de la producción mundial, disminuyó en un compartido 2,5%. La tasa de utilización de la capacidad de producción refinada en los primeros 10 meses del 2010 aumentó a un 79,3% de un 77.1% en el mismo periodo del 2009 y refleja una mayor disponibilidad de chatarra y la restauración de recortes temporales hechos a principios del 2009.

El precio al contado en la Bolsa de Capitales de Londres (LME) para Diciembre del 2010 fue un record de US$ 9.147,26 por tonelada, arriba del promedio de Noviembre del 2010 que fue de US$ 8.469,89 por tonelada. Los precios altos y bajos del cobre del 2010 fueron US$ 9.739,5 (31/Dic.) y US$ 6.091,00 (8/Jun.) por tonelada, respectivamente, y el promedio fue de US$ 7.539,32 por tonelada. Para fines Diciembre del 2010, los inventarios de cobre que mantenían las principales bolsas de metales (LME, COMEX, SHFE) totalizaron 568.182 toneladas, una disminución de 119.509 toneladas de los inventarios mantenidos a fines de Diciembre del 2009.

Comparados con los niveles de Diciembre del 2009, los inventarios fueron a la caída en las bolsas COMEX y LME, pero al alza en SHFE.

Compartir