La industria minera a menudo usa calendarios de trabajo por turnos con la intención de tener una faena minera productiva día y noche. Sin embargo, un posible efecto colateral de operar 24/7 puede ser la disrupción de los ritmos cardiacos, lo que deriva en la fatiga del trabajador — el estado mental entre sueño y vigilia.

La fatiga por trabajar por turnos tiene el potencial de reducir la productividad y aumentar los accidentes en organizaciones donde los trabajadores están muy cansados. En minas a rajo abierto, los accidentes relacionados a la fatiga explican hasta un 65% de los accidentes de conductores de camiones.
Lea todo el artículo en nuestra edición digital

Edición Digital