La minera estatal chilena Codelco y la británico-sudafricana Anglo American sellaron un acuerdo que puso fin a una disputa legal por la venta de un complejo minero en Chile que involucra también a las japonesas Mitsui y Mitsubishi.

Codelco negoció un precio atractivo pero cedió el porcentaje al que aspiraba.
"Anglo American y Codelco acuerdan poner término a los juicios y formar una nueva asociación en beneficio de ambas compañías", indicaron en un comunicado conjunto a casi 10 meses del inicio de la disputa legal.

El acuerdo entre dos de los mayores grupos mineros mundiales fue sellado ante un juzgado civil de Santiago, a través de un convenio conciliatorio en el que desistieron de sendas demandas presentadas, cuya resolución podría haberse extendido por tres o cuatro años.

Ambos gigantes estaban enfrentados por la venta del complejo minero Anglo American Sur (AAS), de propiedad de Anglo American, que alberga a dos minas y una fundición y que produciría este año unas 490.000 toneladas de cobre.

"Con esta nueva estructura de propiedad, hemos formado un poderoso consorcio de empresas que estará detrás de las inversiones para desarrollar todo el potencial del distrito minero de Los Bronces", la principal mina de AAS y que tiene las principales reservas mundiales de cobre, dijo en rueda de prensa en Santiago John Mackenzie, presidente ejecutivo de área cobre de Anglo American.

Mediante el acuerdo, "Anglo American mantiene el control de AAS, reduciendo su propiedad de 75,5% a 50,1%", subraya la declaración.

Codelco, en tanto, adquiere 24,5% de AAS, pagando por ello un total neto de 1.700 millones de dólares. Mediante una sociedad conjunta con la japonesa Mitsui -de la cual la estatal será la controladora- ampliará su propiedad hasta 29,5%.

La estatal chilena, la primera productora mundial de cobre, aspiraba a comprar el 49% de AAS en convenio con Mitsui, valiéndose del contrato que traspasó en 1978 a manos privadas el complejo, y que de acuerdo a su visión, le aseguraba ese derecho de compra cada tres años durante el mes de enero.

Pero según Anglo American, el contrato no la obligaba a vender nada a Codelco y por eso, un mes después que la estatal chilena anunciara que compraría un 49%, vendió 24,5% de la propiedad de AAS a la japonesa Mitsubishi por 5.300 millones de dólares, desatándose la batalla judicial.

El precio que finalmente Codelco pagó es casi un tercio del que por el mismo porcentaje canceló Mitsubishi, que estaba de acuerdo con el mercado, aunque la estatal cedió el porcentaja al que aspiraba.

"Este acuerdo potencia a Codelco, porque significa ejercer una opción de compra en condiciones muy favorables sobre un activo de gran valor, lo que fortalece el liderazgo de Codelco en la industria del cobre a nivel mundial", comentó el ministro de Minería, Hernán de Solminihac.

Codelco cumplió su objetivo de "maximizar el valor de nuestra opción en beneficio de la corporación de todos los chilenos", dijo por su parte el presidente ejecutivo de la firma, Tomás Keller.

El acuerdi es "insuficiente para Codelco y malo para Chile", criticó de su lado la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC), que agrupa a unos 40.000 trabajadores de Codelco.

"La mejor alternativa para defender los intereses de Codelco era asegurar el pleno respeto al derecho de opción de compra por el 49% de las acciones de AAS y la permanencia de esta propiedad en manos Codelco", dijo la FTC en una declaración.

Mediante el convenio recientemente suscrito, la japonesa Mitsubishi revendió a Anglo American 4,1% del capital por 890 millones de dólares, reduciendo su participación en AAS a 20,4%.

Tanto Codelco como Mitsubishi tendrán un asiento en el directorio de AAS. Adicionalmente, se transferirá a Codelco propiedades mineras que hoy son de Anglo American y están localizadas en las cercanías de su división Andina de la estatal, vecina a AAS y que fueron valoradas en 400 millones de dólares.

"Estas concesiones tienen un potencial de ofrecer valor para Codelco, al tiempo que sólo tienen un valor nominal para AAS. Esto es una muestra de la buena voluntad de las partes", explicó Mackenzie.

Con el acuerdo, Codelco se consolida como el principal productor mundial de cobre, con cerca de 11% de la oferta mundial, equivalentes a casi 1,6 millones de toneladas al año.

"Codelco pasa a adquirir una producción atribuible del orden de las 115.000 toneladas anuales los primeros cinco años, equivalente al 7% de su producción, consolidando a Codelco como el principal productor de cobre del mundo", dijo Keller.

Edición Digital