Para cuidar su liquidez, Compañía de Minas Buenaventura priorizó la ejecución de Tambomayo (Arequipa, Perú) y postergó el proyecto aurífero San Gabriel (Moquegua), dijo su CEO, Roque Benavides.

La fi rma ya había reestructurado el cronograma de trabajos 2016), pero ahora señala que la iniciativa aún no será puesta en marcha. La decisión fue tomada pese a que el estudio de impacto ambiental del proyecto aurífero ya fue aprobado. Cuando entre en operación, aportará 200,000 onzas de oro al año.

Edición Digital