Minera Los Pelambres anunció que recientemente ingresó al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental de la Región de Coquimbo, Chile, el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del “Proyecto de Infraestructura Complementaria”, que apunta a reforzar su sistema de molienda y a la construcción de una planta desalinizadora.

“Este proyecto es clave para potenciar la competitividad de Pelambres y poder afrontar este período de menores precios en la industria del cobre, ya que nos permite asegurar que la compañía mantendrá su producción estable en torno a 400 mil toneladas de cobre fino por año”, indicó Iván Arriagada, Presidente Ejecutivo de Antofagasta plc.

Con una inversión estimada de US$1.100 millones, la iniciativa considera el reforzamiento del sistema de molienda, con la incorporación de dos nuevos molinos en Planta Chacay, lo que permitirá hacer frente a la mayor dureza del mineral que hoy se procesa. “Esto es tremendamente relevante porque, en la medida que el mineral se va poniendo más duro, vamos perdiendo capacidad productiva. De esta forma, vamos a recuperar los niveles de producción que tenía Pelambres”, explica Robert Mayne Nicholls, gerente general de Minera Los Pelambres.

Además, el proyecto contempla construir una planta desalinizadora en Los Vilos y un sistema de impulsión con el objetivo de asegurar el suministro de agua industrial para la operación minera, incluso en condiciones de sequía como la vivida en los últimos años.

Edición Digital