La salida de Vale se produce en momentos en que la minera lidia con el impacto de la caída de los precios del mineral de hierro. Su presidente ejecutivo dijo en febrero que la compañía busca vender unos US$ 10,000 millones en activos.

La minera Vale SA acordó entregar su participación en la planta acerera CSA a su propietaria mayoritaria, ThyssenKrupp, por un valor simbólico, lo que permitirá a la empresa alemana estudiar la reactivación de su proceso de venta y dará espacio a la minera brasileña para enfocarse en su negocio central.

ThyssenKrupp asumirá toda la deuda de CSA – que totalizaba 2,600 millones de euros (US$ 3,000 millones) a fines del 2015-, mientras que Vale recibirá una parte de las ganancias si la siderúrgica es vendida dentro de un determinado periodo de tiempo. La acerera tiene un valor de 2,200 millones de euros, según cuentas de la firma germana.

La salida de Vale se produce en momentos en que la minera lidia con el impacto de la caída de los precios del mineral de hierro. Su presidente ejecutivo, Murilo Ferreira, dijo en febrero que la compañía busca vender unos US$ 10,000 millones en activos en el marco de su campaña por reducir su deuda.

Edición Digital