El plan de reducción de costos de la empresa Chilena CAP no para. Tras enviar de “vacaciones obligadas” a 400 trabajadores de la Planta de Pellets de Huasco, ahora decidió paralizar temporalmente sus dos operaciones mineras con mayor costo operativo: El Romeral y la planta Magnetita.

La minera informó que durante enero y febrero de 2016 se paralizará la producción de la planta Magnetita del Valle de Copiapó -con excepción de las operaciones de producción de concentrado primario-, y que suspenderá por este mismo periodo de tiempo las operaciones en las minas El Romeral. En esta última, se continuará sólo con la operación de producción de preconcentrado.

La medida también incluye la detención de las operaciones en el Puerto Guayacán, que es donde se embarcan los productos provenientes de las minas El Romeral.

La decisión se basa en la reciente y profunda caída de los precios del mineral de hierro en el mercado internacional y al alto costo de la energía eléctrica, y busca “aminorar los efectos negativos de la caída de precios en resultados y caja”, explicaron.

“Las medidas antes referidas tienen por objetivo mitigar los efectos adversos del descenso de precios, y estamos seguros que nos permitirán enfrentar adecuadamente este período, sin perjuicio de lo cual, su efectividad se revisará permanentemente en función de la evolución de precios en el mercado internacional del mineral de hierro”, informó.

Edición Digital