La Corporación del Cobre (Codelco) de Chile inauguró oficialmente la mina "Ministro Hales", en el norte de Chile, en un acto al que asistió la presidenta Michelle Bachelet y cuya construcción demandó una inversión de 3.200 millones de dólares.

Descubierto en 1990 y llamado originalmente "Mansa Mina", el yacimiento, situado en las afueras de la ciudad de Calama, en la región de Antofagasta, produjo durante el 2015 un total de 238.000 toneladas de cobre fino y 300 toneladas de plata.

Su vida útil está prevista en cincuenta años, con reservas por unos 1.300 millones de toneladas de mineral, con una ley de cobre promedio del 0,96 %.

La mina será explotada a rajo abierto durante sus primeros catorce años de vida productiva, para pasar después a un régimen subterráneo y en su construcción trabajaron 41.000 personas de 282 empresas contratistas.

En su primer año de funcionamiento, "Ministro Hales" se convirtió en la operación más productiva de Codelco, con una media de 67 toneladas de cobre fino por persona, un 70 % por encima de la productividad promedio de toda la compañía, destacó durante la inauguración Nelson Pizarro, presidente ejecutivo de la minera estatal.

Edición Digital