El proyecto Fosfatos del Pacífico de Cementos Pacasmayo, que será el segundo más grande del Perú luego de Bayóvar, acaba de terminar su estudio de factibilidad económica.

"Estamos en plena discusión con nuestro socio Mitsubishi - que tiene 30% del proyecto- para ver cuál es la mejor forma de avanzar en los siguientes meses", dijo Humberto Nadal, CEO de Cementos Pacasmayo, durante CADE.Este proyecto, que debería comenzar obras en el 2016, requerirá una inversión de US$800 millones. Nadal apuntó también que este último trimestre será el mejor para la compañía en volumen, porque en el norte hay un importante gasto de las regiones y por el fenómeno de El Niño.

Edición Digital