La mesa de diálogo entre la Comisión de Alto Nivel del Ejecutivo, integrada por ministros de Estado del Perú, y los representantes de la región Apurímac, llegó finalmente a un acuerdo de cuatro puntos, que pone fin a las protestas de las comunidades contra el proyecto minero Las Bambas.

Según el acuerdo, los ministros se comprometen a solicitar al Ejecutivo el levantamiento del estado de emergencia y, a cambio, las comunidades asumen el compromiso de levantar las paralizaciones, no bloquear carreteras, no invadir el campamento del proyecto minero y mantener la paz social, sin ningún tipo de movilizaciones.Asimismo, el Ministerio de Vivienda entregará una vivienda a cada familia de los tres fallecidos que dejaron las protestas del pasado 28 de septiembre y, adicionalmente, los sectores educación y los programas sociales, identificarán medidas concretas para atender a estas familias. El Ministerio de Salud, por su parte, asume la atención necesaria e integral de los heridos de las protestas hasta su total recuperación.El cuarto punto del acuerdo y que estaba en la base de las protestas señala que el Ministerio de Energía y Minas realizará talleres informativos a la población en todos los distritos de la provincia de Cotabambas, sobre el informe técnico sustentatorio de la planta de molibdeno, de acuerdo a un cronograma establecido.

Edición Digital