A cuatro subió hoy, 29 de septiembre, el número de muertos por choques entre manifestantes y policías en el Perú en torno al proyecto minero Las Bambas, al fallecer uno de los campesinos heridos en la víspera. Médicos del hospital de la ciudad de Cusco, a donde había sido trasladado un campesino herido desde la provincia de Cotabambas, indicaron que los esfuerzos por salvarle la vida resultaron inútiles.

Otros tres labriegos murieron el martes en la propia Cotabambas, con lo que las protestas contra proyectos mineros en el Perú, que abarcan ya a varias provincias en los últimos meses, se siguen tiñendo de sangre en medio de críticas de la oposición a la forma en que el presidente Ollanta Humala maneja esos casos.

Las protestas contra Las Bambas, el mayor proyecto minero del Perú con una inversión prevista de unos 10 000 millones de dólares, estallaron esta semana al conocerse que su propietaria, la empresa china MMG, construirá un ducto no contemplado en el estudio de impacto ambiental original.

Los pobladores temen que los cambios en los planes, realizados sin consulta previa a las comunidades, ponen en riesgo a la ecología de la zona. Hoy han habido nuevos enfrentamientos en Cotabambas, pese a que el gobierno decretó estado de emergencia en la zona, en los Andes sureños peruanos, y reforzó la presencia policial.

Edición Digital