La canadiense Duran Ventures Inc. informó que ha firmado un memorándum de entendimiento no vinculante (MOU) con una compañía privada peruana para diseñar y establecer una operación de procesamiento de mineral en el Norte de Perú.

Con aproximadamente US$ 5 millones de capital de trabajo para respaldar el ingreso, Duran señala que se encuentra en una posición única para establecer una operación que genere flujos de caja recurrentes. El experimentado equipo peruano de Duran ha revisado diversas oportunidades y tiene la aprobación del Directorio para llevar adelante esta empresa.

Duran ha suscrito el MOU con una compañía peruana local para adquirir un interés del 80% en una compañía conjunta invirtiendo US$ 1.5 millones en gastos de capital para diseñar y establecer una nueva planta de procesamiento de mineral en el norte del Perú. Duran establecerá también una línea de crédito para capital de trabajo general en el arranque. Se firmará un acuerdo definitivo una vez que se complete el adecuado due diligence y que se obtengan todos los permisos y aprobaciones del gobierno.

La ubicación de la planta propuesta ha sido establecida y se encuentra en concesiones actualmente de propiedad de la compañía peruana local. Esta compañía ha iniciado el proceso para la obtención de permisos para una planta de 100 toneladas por día. Duran ha revisado el permiso actual y ha determinado que se requerirá efectuar modificaciones a la solicitud actual para permitir que se pueda procesar material de una variedad de fuentes de alta ley procedentes del norte del Perú.

Incluso, una modificación a la solicitud actual permitiría a la compañía ampliar la capacidad a un máximo de 350 toneladas por día. Hay acceso a agua y energía en el lugar, ubicado cerca de la ciudad de Trujillo, a 10 kilómetros de la Carretera Panamericana que recorre el país a lo largo.

La empresa señala que la ubicación de la planta propuesta es vista como estratégica por Duran. Muchas operaciones de procesamiento de mineral en el Perú están ubicadas en el sur, más específicamente, en las áreas de Nasca y Chala a 990 y 1150 kilómetros al sur de la planta propuesta. Muchas de estas plantas en el sur reciben mineral de alta ley de oro que frecuentemente contienen más de una onza por tonelada, procedente desde el norte.

La ubicación propuesta ofrecerá a los mineros formalizados (legales), ubicados en las cercanías de esta nueva planta, una alternativa para procesar su mineral. Es importante notar que con el MOU suscrito la Compañía planea llevar adelante todos los planes de due diligence e ingeniería para la nueva planta propuesta incluyendo costos y cronogramas de construcción.

Entre los términos del MOU se encuentra la cesión (sujeta a una regalía NSR de 2%) de diversas concesiones (10,020 hectáreas) ubicadas en el norte del Perú. De forma importante, nueve de estas concesiones (7800 hectáreas) están ubicadas en la región aurífera Tayabamba – Pataz, que se encuentra a aproximadamente 300 kilómetros al este de Trujillo. Tres mineras auríferas peruanas tien establecidas están activas en las regiones Pataz y Tayabamba junto con muchos pequeños mineros legales. La minería en esta región ha estado enfocada continuamente en la mineralización de oro de alta ley por casi 6 décadas.

Información del Ministerio de Minas del Perú muestras que la producción en el 2014 de las tres principales mineras de oro allí fue la siguiente: Consorcio Minero Horizonte S.A. – 247,000 onzas, Minera Aurífera Retamas S.A. – 181,057 onzas, y Compañía Minera Poderosa S.A. – 156,376 onzas.

Duran señala que planea evaluar estas propiedades para conocer su potencial de explotación y ayudará a los pequeños mineros informales a formalizar sus actividades, y les ofrecerá una alternativa y una ubicación más estratégica para el procesamiento de su mineral. Más aún, Duran está evaluando su portafolio actual de propiedades de oro para ver el potencial de explotación y traslado a la nueva planta propuesta para su procesamiento.

Duran ve esta iniciativa como un paso sólido hacia el establecimiento de un modelo de negocio sostenible que complementará su experiencia en exploración y su portafolio de activos mineros.

Edición Digital