Los pobladores de la comunidad de Atcas, en Yauyos, ingresaron y paralizaron las operaciones de la mina de oro Corihuarmi de Minera IRL, en protesta por los recientes cambios en las posiciones ejecutivas de la compañía que han originado el incumplimiento en los pagos de su contrato por la utilización de los terrenos y de otros servicios.

Diego Benavides, presidente de Minera IRL S.A., quien recientemente fue relevado de su posición de CEO de la matriz (Minera IRL Ltd), manifestó que los acuerdos con Atcas estaban encaminados pero han surgido temores sobre el cumplimiento de los compromisos. "Las comunidades son sensibles y sienten desconfianza por los cambios que están ocurriendo al interior de la compañía", añadió.

Edición Digital