La francesa ERAMET, en sociedad con la empresa minera pública de Salta, REMSA, planifica invertir 260 millones de dólares.

Argentina en materia minera ha captado la atención de importantes operadores internacionales en la última década. El plan minero puesto en valor en la gestión de Néstor Kirchner se constituyó en una herramienta fundamental para ello.

Desde allí se puso en marcha un programa de promoción internacional tendiente a hacer conocer, en los centros financieros más importantes vinculados con las decisiones de inversiones en materia minera, las potencialidades de Argentina.

Como resultado llegaron a Argentina operadores mineros de países de los distintos continentes. Canadienses, coreanos, japoneses, chinos, peruanos, australianos, sudafricanos, suizos, entre otros. A ellos se sumó, en 2011, ERAMET operador minero de Francia.

El grupo francés es uno de los actores más importantes del mundo en producción de manganeso y níquel.

En Argentina operan desde el 2011 la exploración del Salar de Ratones en la provincia de Salta. Allí, han invertido acumuladamente, y de manera ininterrumpida 45 millones de dólares para la identificación de 600.000 toneladas reservas de litio.

ERAMET a través de su filial ERAMINE SUDAMERICA prevé desarrollar en la puna salteña todo el proceso primario e industrial necesario para producir carbonato de litio que comercializarán al mundo.

Christophe Thillier, Gerente General de ERAMINE SUDAMERICA SA en Argentina, en reunión con Jorge Mayoral, Secretario Minero Argentino, explicó que prevén producir 20.000 toneladas de carbonatos de litio anuales durante 30 años. Para ello requerirán invertir 260 millones de dólares.

Al respecto, el Secretario de Minería del Ministerio de Planificación Federal, manifestó: “Es importante la tarea del grupo francés en la puna salteña. La minería Argentina muestra signos de fortaleza en un momento de dificultades económicas internacionales”.

Edición Digital