La minera estatal Codelco, el mayor productora mundial de cobre, estudia construir una segunda línea de tostación de concentrado de alto arsénico en su mina Ministro Hales para procesar material de otro proyecto e incluso dar servicios a terceros. Así lo informó el gerente general del yacimiento, Carlos Caballero, en una entrevista con la agencia Reuters.

Tras una complicada puesta en marcha, el tostador de Ministro Hales está operando actualmente por encima de su capacidad de diseño, pero ocupado en su totalidad por material del mismo yacimiento.

Entre los proyectos con los que Codelco busca contrarrestar la baja de las leyes minerales de sus depósitos, está la conversión a subterránea de la centenaria mina Chuquicamata, cuyo material tendrá un alto contenido de arsénico.

"Nuestro tostador no es capaz de procesar toda la cantidad que se necesita (...), eso nos exige la necesidad de instalar una segunda línea de tostación para el tratamiento de los concentrados de Chuqui Subterránea", dijo Carlos Caballero, gerente general de Ministro Hales.

"En los próximos tres años tendríamos que desarrollar este proyecto", agregó Caballero, quien calcula que requeriría una inversión de US$300 millones a US$400 millones.

Además, dijo que una nueva línea en Ministro Hales permitiría obtener importantes sinergias con la planta actual.

El complejo tostador de Ministro Hales es necesario para disminuir la alta cantidad de arsénico que posee el concentrado de la mina, un 4% en promedio, y convertirlo en calcina, que tiene un 0,3% de arsénico y puede ser procesado en fundiciones tradicionales.

La opción de prestar el servicio a terceros aumenta al considerar que en unos 15 años Ministro Hales debería iniciar su conversión a mina subterránea, con menos niveles de arsénico.

"Quedaría una capacidad disponible de tostación importante", afirmó Caballero.

Actualmente, de cada 1.000 toneladas de calcina se extraen 350 toneladas de cobre y 6,0 toneladas de plata.

Edición Digital