La inversión en el proyecto aurífero San Gabriel (ex Chucapaca), ubicado en el distrito de Ichuña, Perú, será de más de US$ 300 millones.

Según el director regional de Energía y Minas de ese país, Edgar Ayamamani, el monto se contrajo en tres veces lo previsto inicialmente.

Anteriormente, cuando se planteó su explotación a tajo abierto, se estimó que la inversión estaba entre US$ 700 millones hasta US$ 1,200 millones.

Ayamamani señala que la nueva cifra es la que Buenaventura, titular del proyecto, actualizó para este yacimiento.

El funcionario señala que los replanteos que efectúa la empresa conducen a aminorar costos. Asegura que en esto tiene que ver mucho el cambio de método a mina subterránea o mixta.

Por el momento, el proyecto aún está en etapa elaboración del Estudio de Impacto Ambiental (EIA). Por ello, la minera realizó un taller informativo el jueves último en el distrito de Ichuña. En la cita, el jefe del proyecto, Rubén Valer, dio a conocer el cronograma del proyecto.

Esperan presentar el EIA al Ministerio de Energía y Minas (Minem), a fines de Agosto.

El yacimiento San Gabriel está situado a unos 4 mil 380 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m) y su vida útil (periodo de explotación) será de 15 años. Tiene como zonas de influencia directa a las comunidades de Santa Cruz de Oyo Oyo y Corire.

La minera estima extraer 6 mil toneladas de mineral por día y proyecta producir 200 mil onzas del oro desde el 2018.

Edición Digital