La explotación de los recursos por parte de Minera Alumbrera dejó en conceptos de regalías $ 298.378.552 entre el 2013 y parte del 2014.

En este sentido, los aportes de la operadora canadiense en términos de regalías y otros impuestos representan el 25 por ciento de la recaudación tributaria de la provincia. Sólo en el primer concepto, Alumbrera representa el 98,5 por ciento del total (el resto viene de Minera del Altiplano y minera Maktub).

En números generales, durante el 2014, para la provincia se distribuyeron $ 174.443.806, lo que en comparativa representa un incremento del 40 por ciento respecto de 2013 ($ 123.934.746). Así, en un lapso de 10 años (2004-2014), Alumbrera entregó en materia de regalías más de 1.345 millones de pesos ($ 1.345.596.287).

En el desagregado, y de acuerdo a lo que establece la normativa de distribución de regalías (ley 5128), sólo para el año 2014 los departamentos de Andalgalá (17,5 por ciento), Belén (17,5 por ciento) y Santa María (4,4 por ciento) percibieron $ 66.007.894, mientras que en el periodo anterior (2013), entre las tres subjurisdicciones provinciales, captaron $ 46.893.888.

En tanto, para los departamentos que se encuentra fuera del área de explotación primaria, la ley determina que de un 65 por ciento se divida un 25 por ciento entre las mismas, por lo cual en el 2014 los restantes departamentos percibieron $27.108.978 en total, mientras que en el 2013, $19.260.215.

Asimismo, la ley señala que lo restante se divide en un 63 por ciento destinado al Tesoro provincial y un 5 por ciento al Fondo de Fomento Minero. Entre ambos porcentuales, en 2014 Catamarca acumuló desde Alumbrera $ 81.326.934, mientras que en 2013 estuvo por debajo de $57.780.643.

Por otra parte, la provincia tuvo una suba del 37 por ciento en conceptos de aportes fiscales con respecto a 2013. Es que, en 2014, este término alcanzó los $ 663,6 millones, mientras que en el periodo anterior llegó a los $ 483.7 millones. De estos montos, el 96 por ciento son ingresos no tributarios, mientras que el cuatro por ciento restante son recursos tributarios o impuestos.

Se debe señalar que estos aportes se ven en relación con los presupuestos de algunas áreas como el ministerio de Producción o el de Desarrollo Social, donde los gastos se ubican un ocho por ciento debajo del monto aportado en concepto de ingresos fiscales.

Edición Digital