La organización ENDA Dominicana y la empresa Barrick Pueblo Viejo, expresaron que mediante el proyecto ¨Manejo y conservación de los recursos naturales de las Colinas Bajas desde Piedra Blanca a los Haitises¨, buscan lograr el crecimiento económico de la mano del cuidado del medio ambiente en esa región de República Dominicana.

Agregan que la fórmula para lograrlo es involucrar a las personas con la ejecución de un plan ambiental que contribuya con su propio desarrollo.

El proyecto, el cual se ejecuta desde hace tres años y recientemente se acordó su continuidad por dos años más, está fundamentado en la agroforestación y reforestación para garantizar la cobertura boscosa que permita, entre otros aspectos, el aumento de las posibilidades de retención de agua de los ríos.

¨La gente involucrada en este proyecto son los protagonistas. ENDA les proporciona un acompañamiento técnico, Barrick Pueblo Viejo es la parte que financia, pero los comunitarios son todos¨, manifestó Faby Manzano, Gerente del Departamento de Responsabilidad Social Corporativa de Barrick Pueblo Viejo.

Esta iniciativa se ha convertido en una fuente de empleos directos y de desarrollo de pequeños empresarios de la zona, generando recursos como resultado de la venta de los cultivos y las plantaciones, que los comunitarios venden a ENDA y a terceros pertenecientes a los más de 15 viveros hasta ahora afiliados. Al mismo tiempo que se reforestan más de 100 kilómetros alrededor de la operación de Pueblo Viejo (10 veces la extensión de la mina de Pueblo Viejo).

¨Durante los tres años del proyecto se realizaron unos 100 cursos, talleres y entrenamientos a un total de 2,145 comunitarios participantes. Además fueron establecidos 18 microacueductos para mejorar el acceso al agua de unas 553 familias¨, expresa Mamerto Valerio, Director de ENDA Dominicana, al resaltar parte de los resultados obtenidos hasta el momento del proyecto.

Las comunidades participan en la reforestación de toda la zona desde Piedra Blanca hasta las inmediaciones del Parque Nacional Los Haitises, abarcando más de 22 municipalidades, donde se prevé la protección de fuentes de agua, al tiempo de ofrecer la oportunidad de siembra de productos agrícolas que sirvan de sustento para las familias.

Dos novedades que se han adicionado recientemente al proyecto son la crianza de vacas lecheras y el aporte a la formación del Clúster Turístico Colinas Bajas.

Con la crianza de vacas se busca mejorar los ingresos y la alimentación de las familias involucradas, mientras que el Clúster Turístico permite potenciar los lugares rurales con gran atractivo ecológico y convertirlos en rutas de interés para los amantes del turismo interno y extranjeros.

Con la intención de dar a conocer los avances del proyecto, Mamerto Valerio lideró un recorrido realizado por miembros de la prensa a algunas partes de los viveros y parcelas pertenecientes a este proyecto, actividad en la cual pudieron conocer de cerca cada aspecto de la iniciativa, conversar con los comunitarios beneficiarios, y ser testigos de los resultados que se han obtenido durante los primeros tres años de ejecución.

Edición Digital