La eléctrica Endesa Chile y la minera con sede en Londres, Anglo American, se encuentran negociando un acuerdo de venta de agua proveniente de la central térmica San Isidro, la que servirá para aprovisionar los procesos productivos de la planta concentradora Las Tórtolas, ubicada en el yacimiento Los Bronces, en la Región Metropolitana.

A fines de abril, el gerente general de Endesa Chile, Valter Moro, y el representante legal de la Compañía Eléctrica Tarapacá (Celta, filial de Endesa), Eduardo Soto, ingresaron al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) una consulta para que la autoridad ambiental determinara si la eléctrica podía vender a Anglo American el agua remanente del proceso de producción de energía de la central San Isidro, ubicada en la Región de Valparaíso.

"Se está trabajando en un acuerdo con Anglo American para el aprovechamiento del agua industrial de San Isidro en los procesos productivos de la mina Los Bronces. La consulta de pertinencia ingresada al SEA es parte de ese acuerdo, que está orientado a un mejor uso del agua, por parte de ambas empresas, en el presente escenario de sequía. A San Isidro le permitirá agregar agua al proceso de refrigeración y a Anglo American le significará disponer de más agua, de una calidad adecuada para su proceso productivo", dijo Endesa al ser consultada.

El agua es obtenida de pozos profundos, utilizada para el enfriamiento de las turbinas del complejo térmico y almacenada en piscinas. Luego de ser tratada, ésta se descarga al río Aconcagua.

Según consta en los documentos, Anglo American ya realizó pruebas técnicas para determinar si el agua puede ser usada en la concentradora, resultando positivas.

Edición Digital