Luego de la compleja situación climática que impactó fuertemente en las instalaciones de División Salvador, el lunes 20 de abril se desarrolló el reinicio gradual de sus operaciones, informó este martes Codelco.

"Esta ha sido una tarea que ha requerido un gran despliegue humano y técnico del personal propio y colaboradores, quienes con el respaldo de las principales autoridades de la corporación, han coordinado acciones para poner de pie a la división", dijo la compañía.

Precisó que para ello se ha ejecutado un coordinado plan de trabajo, donde se ha priorizado la recuperación de los suministros básicos, la conectividad vial y el mantenimiento preventivo de los equipos fundamentales para el proceso productivo.

"Tal como pudo comprobar en terreno nuestro Presidente Ejecutivo, cuando nos visitó días posteriores a esta emergencia, el plan de acción para restablecer las operaciones nos iba a tomar alrededor de un mes. Nos adelantamos a ese plazo y hoy, a tres semanas del temporal de lluvia, hemos dado el primer paso en el desafío enorme que tenemos por delante y en el cual estamos desplegado todos nuestros esfuerzos para levantar a la división y ayudar a que la provincia de Chañaral y nuestra región de Atacama, también vuelvan a ponerse de pie. Creo que vamos por buen camino, priorizando ante todo la seguridad y salud de nuestra gente, con un horizonte claro que nos lleve paulatinamente a retomar la normalidad de nuestros procesos", indicó el gerente general de la división, Juan Carlos Avendaño.

Debido a los daños que sufrió la red ferroviaria, cuyos trabajos de reparación se extenderían al menos durante 1 año- la División adoptó como plan inmediato transportar sus insumos y producción, por medio de camiones. Esto ha exigido un arduo trabajo para recuperar kilómetros de rutas y accesos a áreas productivas, que fueron gravemente dañadas por el fenómeno climático que se prolongó durante varios días.

Edición Digital