El grupo minero-siderúrgico chileno CAP estaría analizando la posibilidad de adquirir una mina en Australia, esto con el fin de enfrentar el complicado momento que vive la firma debido al desplome que ha registrado el precio del hierro en el último tiempo.

Según una información de Diario Pulso, este complejo escenario se originó por un exceso de stock de mineral de hierro en los mercados internacionales, dada la entrada de nuevas minas a nivel mundial, justo en momentos en que la tasa de crecimiento del consumo, fundamentalmente de China, caía.

Esta situación no sólo ha afectado a CAP, sino a la mayoría de las productoras de hierro a nivel mundial, lo que ha provocado el cierre de faenas e incluso la quiebra de varias empresas.

La información señala además que la compañía está observando quiebra de algunas productoras que han sufrido crecientes pérdidas por la baja de precios. Allí es donde están surgiendo oportunidades de adquisición de activos.

Según la fuente consultada por el matutino aun no existen plazos para concretar una eventual operación, y tampoco es posible develar el nombre de la empresa o faena minera que está siendo seguida por CAP.

La compañía actualmente contaría con unos USD 130 millones en caja, recursos que estaban pensados para desarrollar los proyectos de ampliación que no alcanzó a anunciar y que debió paralizar el año pasado cuando comenzó la caída de precios del hierro. Además, tiene el respaldo de uno de sus mayores accionistas individuales, el grupo japonés Mitsubishi, que tiene liquidez y ganas de invertir en CAP, tal como lo hizo para concretar su proyecto Cerro Negro Norte en el que el grupo nipón ingresó con el 25% de la propiedad de CAP Minería.

Edición Digital