La minera brasileña Vale, mayor fabricante de hierro del mundo, anunció la venta del 49 por ciento de su participación en la central hidroeléctrica de Belo Monte, en plena Amazonia brasileña.

El valor de la participación de Vale en Belo Monte, vendida a la eléctrica brasileña Cemig, alcanza 305 millones de reales (unos 96 millones de dólares).

Vale atribuyó en un comunicado la venta al proceso de "desinversiones" de la empresa ante las dificultades que atraviesa debido a la caída récord de los precios del mineral de hierro en el último año.

La operación forma parte de la estrategia de deshacerse de activos que no sean parte de la principal actividad de Vale.

Con esta venta, Vale reduce de 9 al 4,59 por ciento su porcentaje en el consorcio Norte Energía, creado para gestionar la central hidroeléctrica.

Ubicada en el estado brasileño de Pará (norte), la central hidroeléctrica de Belo Monte inició obras en 2011 con la previsión de que entrara en funcionamiento en febrero de 2015, aunque las obras tienen un atraso.

Ubicada en el río Xingú, se calcula que Belo Monte genere un promedio de 4.571 megavatios de energía, aunque cuando el río esté en su máxima capacidad, la central podrá generar hasta 11.233 megavatios.

Vale agregó que la venta de su capital no disminuye el derecho de la empresa de adquirir el 9 por ciento de la energía generada por Belo Monte; no obstante, la venta reduce las garantías de Vale asociadas a la estructura financiera del proyecto.

Edición Digital