Para el próximo 1 de junio, el complejo metalúrgico de La Oroya (Junín) ya contaría con un nuevo dueño que se encargará de los activos de Doe Run Perú. Tras una reunión de casi cuatro horas, el 96.5% de votos de la Junta de acreedores de Doe Run Perú aprobó en la víspera las bases y el contrato de compraventa, tal como lo dimos a conocer.

El cronograma aprobado indica que, desde hoy, el banco de inversión suizo UBS distribuirá las bases y el contrato de compraventa a los postores interesados, y que hasta el 12 de mayo, los postores realizarán la auditoría legal, financiera y operativa del complejo metalúrgico. En ese lapso UBS deberá absolver una serie de rondas de consultas sobre las bases y el contrato de compraventa.

Edición Digital