Uno de los problemas que enfrentan las unidades mineras de extracción de oro y plata es la presencia de arsénico y de manganeso, elementos que en el proceso de fundición resultan altamente contaminantes y, además, afectan las paredes de los hornos.

Ante ello, investigadores del Instituto Tecnológico de Durango (ITD), en México, comprobaron que al emplear bacterias (Thiobacillus ferrooxidans) presentes en las propias minas pueden limpiar de manganeso lo extraído para lograr mayores cantidades de oro y plata en el proceso de obtención, sin afectar al medio ambiente.

El proyecto del ITD denominado Biolixiviación de Manganeso fue reconocido con el Premio en Ciencia, Tecnología e Innovación 2014, por parte del estado de Durango, en el área de Ingenierías, Desarrollo Industrial y Tecnológico.

El líder de la investigación biotecnológica, doctor Hiram Medrano Roldán, explica que cuando los mineros llegan a las fundidoras lo primero que les preguntan es cuánto arsénico y manganeso trae su material, pues al haber mayor presencia de estos elementos el costo disminuye.

“Se hacen muestras para verificar y de acuerdo a la cantidad que se tenga será el precio de compra. Esto es porque el manganeso dificulta la recuperación de los metales, pues al entrar a fundición generan gases dañinos a la atmósfera, además de que deterioran las paredes del horno. Para rescatar la plata, la fundidora emplea cianuro, el cual es muy contaminante”.

El doctor Medrano Roldán tiene amplia experiencia en biotecnología, lo cual le permitió localizar bacterias, que viven en las propias minas, que logran que el manganeso se transforme y se pueda diluir para eliminarlo. “Empleamos lo que denomino psicología bacteriana, pues establecemos un diálogo con los microorganismos a los que pedimos nos ayuden a eliminar el manganeso, pues no podemos lograrlo ni por calor, ni por química, ni por mecánica. Pero los bichos nos piden que les demos las condiciones de temperatura, oxígeno, de acidez, más sulfato de fierro y otras necesidades, y de esa manera logramos el objetivo con su ayuda. No tenemos competencia en este ámbito”.

Edición Digital