El diario peruano Gestión informó que Antapite, una de las cuatro minas que Buenaventura puso en venta a inicios del 2014, por su baja rentabilidad y conflictos con las comunidades, habría atraído el interés de varios postores, entre ellos, el productor polimetálico Sierra Metals.

La mina inició operaciones subterráneas el 2001 y llegó a producir 100 mil onzas de oro anuales en la década pasada. En los últimos años, sin embargo, su producción comenzó a declinar, debido al agotamiento de reservas y a que Buenaventura le fue imposible explotar nuevas áreas con potencial aurífero por oposición de las comunidades.

Edición Digital