Con una inversión de aproximada de 40 millones de dólares, el gobierno de Honduras pretende reactivar la industria minera en la nación centroamericana.

De acuerdo al presidente de la Comisión Nacional de Minería del Congreso Nacional (CN), Reynaldo Ecónomo, dicha inversión en la apertura de nuevas minas generará 10,000 nuevos puestos de trabajo.

Para junio se prevé la apertura de once yacimientos y al finalizar diciembre, estarán en funcionamiento cerca de 30 habilitados.

Existen yacimientos rentables como en Copán que producen oro y otras hierro y antimonio, que dejan muy buenas ganancias según el congresista.

Opinó que el país por ser eminentemente agrícola, forestal y minero, debe tener estructuras capaces de fortificar la economía hondureña.

“Existe la posibilidad que el rubro minero sea uno de los grandes salvavidas del país en el tema de divisas, exportaciones y trabajo”.

“Para desarrollar la minería se necesitan muchos recursos…” Hasta después de tres años se comienzan a ver lucros, dijo Ecónomo.

Edición Digital