Portal Minero informó que la industria minera del país centroamericano espera recuperarse de las pérdidas sufridas el año pasado. En 2014 el descenso de USD 266 por onza en el precio del oro, hizo que el valor de las exportaciones retrocediera en USD 49,9 millones con respecto a 2013.

“En 2014, Nicaragua tuvo una producción de 304,970 onzas troy, lo que significó ingresos por USD 358,91 millones. Sin Embargo, su precio en el mercado internacional tuvo una tendencia a la baja con un promedio de USD 1,246 la onza, cuando en 2013 fue de USD 1,530. Esto se tradujo en una reducción de 11% con relación a 2013, lo que significó aproximadamente un millón menos”, dijo el presidente de la Cámara Minera de Nicaragua (Caminic), Sergio Ríos, al portal Confidencial.

Ríos agregó que este descenso obliga a la minería metálica a “ser más eficiente, a optimizar recursos, incrementar la producción y continuar con los planes de expansión y exploración. La industria minera es fuerte y continuará siendo un gran motor para la economía nacional y las comunidades donde opera, pero como toda industria debe adaptarse a los precios actuales”, manifestó.

El informativo precisó que esos precios están fluctuando. Luego de oscilar entre USD 1,200 y USD 1,300 durante 2014, en enero pasado el precio mostró un repunte que lo llevó a superar la barrera de los USD 1,300, comenzando una pequeña pendiente que lo situó durante la última semana en USD 1,260.

Ante esta perspectiva, “la industria minera metálica debería continuar aumentado la producción”, dijo Ríos a Confidencial. Y añadió que el “incremento podría estar arriba del 5%. Esto incluye la entrada en operación de un plantel para la minería artesanal en La Libertad y el incremento en producción de las operaciones existentes".

El líder gremial aseguró que el sector minero nicaragüense continúa con sus planes de inversión para mejorar su tecnología productiva y destinar recursos para la comprar de activos, así como para apoyar a las comunidades.

“Si el precio del oro sube, la industria se verá beneficiada extendiendo ese beneficio a las comunidades donde tiene presencia, a los tributos, y a la inversión en proyectos y exploración, lo que significa más empleos, impuestos de obras de infraestructura y dinamización de la economía local” finalizó Ríos.

Edición Digital