La gobernadora de la provincia de Catamarca, Argentina, Lucía Corpacci, presidió el acto de apertura de la explotación minera del yacimiento Bajo El Durazno que, según los estudios de factibilidad, es rica en cobre y oro.

La apertura de este nuevo ciclo se concretará con un acto en el mismo yacimiento que será presidido por Corpacci, el secretario de Minería, Rodolfo Micone; el presidente de Yacimientos Mineros Agua de Dionisio (YMAD), Ángel Mercado, y el presidente de Camyen (la empresa minera estatal), Daniel Isi, entre otras autoridades.

La provincia controló las etapas de exploración y de estudios ambientales y aprobó el Informe de Impacto Ambiental luego de varias observaciones, hasta encontrar finalmente las condiciones de trabajo adecuadas.

Bajo El Durazno se encuentra dentro de las propiedades mineras de Yacimientos Mineros Agua de Dionisio (YMAD), razón por la cual puede explotarlo Minera Alumbrera con YMAD, ubicado aproximadamente a unos cinco kilómetros del emprendimiento minero Bajo la Alumbrera.

"Es por ello que en esta etapa, Bajo El Durazno es considerada parte de la ampliación de Minera Alumbrera y la producción que salga de este proyecto se complementará con lo producido por Minera Alumbrera", dijo el Secetario de Minería, Micone.

YMAD y Minera Alumbrera firmaron una nueva Unión transitoria de Empresas (UTE) para explotar el yacimiento de cobre y oro Bajo El Durazno. Con este acuerdo, se utilizará la planta de procesamiento de Bajo la Alumbrera para el tratamiento de los minerales de este emprendimiento, manteniendo así en sus puestos a más de 2.200 operarios.

Además, se incorporaron más de 40 nuevos operarios como nuevo personal, con la particularidad de que "todos son oriundos de los departamentos del área de influencia".

Minera Alumbrera invirtió 60 millones de dólares destinados a la compra de equipamiento, maquinaria e infraestructura, lo cual benefició también a proveedores locales. En la etapa de producción se obtendrán del procesamiento unas 60.000 toneladas de concentrado, que contendrán unas 15.000 toneladas de cobre y unas 100.000 onzas de oro.

En el yacimiento Bajo La Alumbrera, el ritmo se mantendrá hasta el final de 2018, donde además se trabaja con el estudio de factibilidad del yacimiento Agua Rica, a lo que se sumará desde mañana la producción en Bajo El Durazno, informó Télam.

Edición Digital