La subasta internacional de Doe Run sigue alimentando las expectativas de las compañías locales y foráneas que firmaron cartas de interés para participar en el concurso. Son 11 postores potenciales que solo esperan una señal clara sobre el devenir ambiental del Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO) para presentar sus ofertas, reveló una fuente cercana al proceso.

Entre los que se encuentran intersesado en Doe Run figuran la suiza Glencore, la holandesa Trafigura, la norteamericana Southern Peaks y la brasileña Votorantim. Los otros siete interesados no son conocidos, pero ha trascendido que se trataría de mineras, ‘traders’ y fondos de inversión de capitales norteamericanos, británicos, mexicanos y chinos.Todos ellos esperan que el administrador concursal Profit despeje la duda que los disuade de lanzarse de lleno al ruedo: la ausencia de un estudio ambiental vigente para los circuitos de zinc, plomo y cobre del CMLO.

Edición Digital