La estatal Corporación Minera de Bolivia (Comibol) explorará en los próximos meses nuevos yacimientos en cuatro de las nueve regiones del país, donde se espera confirmar la existencia de vetas importantes de varios minerales, entre ellos el uranio, informó hoy una fuente de esa entidad.

El presidente de la Comibol, Marcelino Quispe, indicó a la agencia estatal ABI que se prevé encontrar "importantes cantidades" de estaño, plata, oro, galio, cobalto, cobre, zinc, torio y uranio.

La exploración se centrará en áreas de los departamentos de Oruro (noroeste), La Paz (oeste), Potosí (suroeste) y Santa Cruz (este), señaló Quispe.

Respecto a la presencia de uranio en el país, avanzó que al noreste de Santa Cruz, en la frontera con Brasil, se explorará este año un posible yacimiento de ese mineral, aunque precisó que la Comibol todavía carece de especialistas en este área.

En septiembre del año pasado, Quispe ya anunció que se había detectado la existencia de un yacimiento de uranio en el este boliviano y que la entidad minera había iniciado acercamientos con Rusia y Francia para captar inversiones y concretar el proceso de exploración del yacimiento, con un costo estimado de 15 a 20 millones de dólares.

Bolivia anunció el año pasado la puesta en marcha de un programa civil de energía nuclear que contará con plantas en el oeste del país y una inversión de más de 2.000 millones de dólares hasta el 2025.

Por el momento, el Gobierno que preside Evo Morales no ha desvelado quiénes serán sus socios en este proyecto, aunque en los medios se ha mencionado como posibles aliados a Argentina, Rusia, Francia e Irán.

Edición Digital