La empresa Minera Alumbrera anunció el inicio de la explotación del yacimiento Bajo El Durazno, en el departamento Belén, Argentina, rico en oro, plata y cobre, con el objeto de "prolongar la vida útil de Bajo La Alumbrera", con una inversión que supera los 500 millones de dólares.

El yacimiento Bajo El Durazno, ubicado a 2 kilómetros del yacimiento Bajo la Alumbrera, es un proyecto de explotación metalífero, destinado a la obtención de cobre, oro y plata.

La explotación está a cargo de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por Minera Alumbrera y Yacimientos Mineros de Aguas de Dionisio (YMAD), sociedad integrada por la provincia de Catamarca, la Universidad Nacional de Tucumán y el Estado Nacional, con un derecho de participación del 30% de las utilidades netas.

La inversión estimada supera los 500 millones de dólares, de acuerdo a la información ofrecida por la secretaría de Minería de la Nación.

Las exploraciones realizadas permitieron ubicar un recurso geológico estimado en 200 millones de toneladas de minerales, estimándose que sólo durante 2015 y los primeros meses de 2016 se obtendrán unas 60 mil toneladas de concentrado, que contendrán unas 15 mil toneladas de cobre y otras 100 mil onzas de oro, lo que esto permitirá mantener más de 2.200 empleos y generará nuevos puestos de trabajo.

En septiembre pasado YMAD y Minera Alumbrera firmaron el convenio para la explotación de la mina hasta el 2019, aunque se estima que pueda extenderse por un periodo más.

A finales de 2014 se presentó el Informe de Impacto Ambiental (IIA) de Bajo El Durazno, que fue aprobado por las autoridades gubernamentales provinciales y sobre el que se realizaron charlas para las comunidades involucradas.

Edición Digital