El Diario Financiero informó que, a poco más de un mes desde que reiniciase sus operaciones tras ser sometido a reparaciones durante cerca de un mes, el tostador de la mina Ministro Hales, de propiedad de Codelco y ubicada en el norte de Chile, ha mostrado buenos resultados. Este equipo es clave para la división nortina porque baja los niveles de arsénico del concentrado de cobre.

Así lo explicó el presidente ejecutivo de la corporación, Nelson Pizarro, quien señaló que tras la mantención de noviembre, el complejo de tostación "está andando bien".
Estamos operando casi 20 horas diarias, produciendo entre 1.000 a 1.200 toneladas de calcina", dijo.

El complejo de tostación tiene una importancia gravitante dentro en la línea de producción de la nueva operación, ya que con los niveles de arsénico que trae el mineral (en torno al 5,5%), su comercialización en mercados internacionales se ve desfavorecida.

Desde que comenzó su puesta en marcha a comienzos de 2014, el tostador evidenció problemas que le impedían mantener un funcionamiento estable y, por lo tanto, una producción continua.

A raíz de eso, se llegó a un acuerdo con la firma proveedora para que asumiera el costo de reparación, después de que incluso Codelco instaló un grupo profesional especializado para monitorear y adecuar el funcionamiento de la unidad, hasta que comenzó a mostrar mejores niveles hacia septiembre y octubre.

De todos modos se hacía necesaria una intervención, que se concretó en la mantención programada de noviembre.

Pizarro señaló que después de los arreglos que se hicieron, el equipo tiene un buen nivel de cumplimiento, aunque quedan pequeños detalles por superar. De todos modos, destacó que están "muy cerca" de lograr ese óptimo.

"Me conformaría con 22 horas de operación y unas 1.300 toneladas de calcina. Estamos ahí", dijo.

Edición Digital