Minera Alumbrera es la primera empresa en aplicar la Guía para medir el impacto socio-económico de las empresas, del Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sustentable (en inglés la sigla es WBCSD). Durante un año y junto con el CEADS, capítulo local del WBCSD, se evaluaron los impactos directos e indirectos de sus acciones, no sólo en materia de sustentabilidad sino de sus actividades en general.

En un proceso de cuatro pasos se aplicaron 20 indicadores, dos encuestas de opinión y un focus group a sus grupos de interés para identificar, medir, evaluar y gestionar el impacto socio-económico de una empresa.

Según señala el diario Región Norte Grande, el objetivo general definido por Minera Alumbrera fue la evaluación de impacto en Catamarca y Tucumán para suministrar información sobre las consecuencias de las actividades mineras en las comunidades involucradas, y proporcionar datos para tomar decisiones de negocios.

Para ello, la evaluación tenía que mirar tanto los impactos directos e indirectos, así como contribución al desarrollo local en términos de cantidad y calidad. MAA optó por centrar el ámbito geográfico del proceso de medición en sus operaciones en los distritos de Andalgalá, Belén y Santa María en el Oeste de Catamarca.

Los resultados demuestran que las contribuciones económicas y sociales de la minera son significativas en las regiones evaluadas. Estos no sólo en los niveles de empleo y el crecimiento del valor añadido, tanto directo como indirecto, sino también en las exportaciones mineras y no mineras a nivel provincial y nacional, la producción local de bienes y servicios relacionados y no relacionados con la minería, en desarrollo del capital humano, capital financiero, en los niveles de ingresos y los impuestos en cada uno de los municipios.

Los resultados cualitativos mostraron que un 53% de los encuestados considera que la creación de empleo es el impacto positivo más importante de la compañía.

Edición Digital