Se trata de acciones de clase A que le permitiría tener dos asientos en el directorio. El interés surgió principalmente por proyectos de zinc.

Desde mediados del 2014, Grupo México, uno de los conglomerados más importante de ese país, empezó a indagar por la posibilidad de adquirir la minera Volcan. Hace menos de un mes, el holding azteca ya empezó a negociar la compra de alrededor del 20% de las acciones de la compañía.

La propiedad de Volcan se concentra en ocho principales accionistas, todos ellos con una participación menor al 12%.

La negociación culminaría en menos de seis meses. Hay que tener en cuenta que la compañía lista en la bolsa. Las acciones que adquiriría Grupo México son clase A, lo que le daría dos asientos con derecho a voto en el directorio.

La operación de venta está siendo asesorado por LXG Capital. Aún no se ha llegado a un acuerdo por el monto a pagar. Lo que sí se conoce es que Grupo México buscará tras esta primera compra aumentar su participación en la compañía.

Volcan cuenta con cuatro unidades de producción, que reúnen un total de 12 minas que están en etapa de explotación. A esto hay que sumar sus siete plantas concentradoras y su liderazgo en la producción de zinc, plomo y plata. Es precisamente ese liderazgo en la producción de zinc que despertó el interés del Grupo México.

La minera ya anunció que incrementará la capacidad de producción de zinc en tanto espera que los precios sigan en aumento, pues la demanda viene superando a la oferta mundial del metal usado en baterías y productos inoxidables. “Los fundamentos del mercado nos dicen que el precio del zinc debe subir”, dijo Jorge Murillo, gerente de Planeamiento Financiero de Volcan.

La compañía, que produce el 21% del zinc de Perú, aumentará la capacidad de tratamiento en sus unidades de Yauli, Chungar y Alpamarca a cerca de 300,000 toneladas métricas en el 2015.

Edición Digital