El Comercio informó que Newmont Mining confía en retardar el fin de ciclo de su mina Yanacocha –acelerado por la paralización de Conga– a través de la puesta en marcha de nuevos proyectos mineros que transformarán el distrito aurífero en un productor de cobre, manifestó Javier Velarde, gerente general y de asuntos corporativos de Minera Yanacocha.

“Tenemos proyectos mineros con muchas posibilidades que apuntan, básicamente, a la producción de cobre con un tipo nuevo de mineral, como son los sulfuros [alojados debajo del yacimiento aurífero]; y estamos trabajando para darles viabilidad”, indicó en la ceremonia de entrega del premio Desarrollo Sostenible de la SNMPE, efectuada ayer en la sede de dicho gremio.

Refirió que dichos proyectos demorarán dos o tres años para dar resultados concretos, por lo que no cuentan todavía con inversiones programadas.

Uno de ellos es Yanacocha Verde, depósito de cobre ubicado exactamente debajo del yacimiento aurífero de Yanacocha, actualmente en etapa de desarrollo conceptual; y el otro es Chaquicocha (o Chaqui Sulfuros), proyecto con el potencial para convertirse en la primera operación subterránea de Newmont en el Perú.

“También tenemos un proyecto llamado Quetcher, que estamos evaluando y esperamos anunciar próximamente”, añadió el ejecutivo. Este es un proyecto de óxidos, próximo a Yanacocha, que se halla en etapa de estudio de alcance (scoping study).

Velarde remarcó que el desarrollo de estos proyectos atenuará la paralización de Conga, inversión de US$5.000 millones que Newmont no ha renunciado a desarrollar.

Reactivar Conga sigue siendo un asunto imperativo para la minera estadounidense y su socia, Compañía de Minas Buenaventura, pues se teme que las reservas de oro de Yanacocha se podrían agotar en poco más de un lustro.

Por ello, Newmont evalúa reducir las dimensiones del proyecto (es decir, explotar solo una parte del mismo) con el fin de construirlo más rápidamente en el caso de recibir la aprobación social.

En tal sentido, Velarde explicó que la reducción será proporcional al tiempo que la inversión se mantenga en suspenso. “Lo que venimos haciendo actualmente es mantenimiento ambiental”, finalizó.

Edición Digital