Minera Autlán tiene un agresivo plan para fortalecerse en el negocio energético. La firma mexicana planea construir dos parques eólicos para vender electricidad a terceros, así como poner en marcha dos proyectos hidroeléctricos para consumo propio.

Estas dos hidroeléctricas se sumarán a su central de Atexcaco, Puebla, en la cual tiene un plan de inversión de 110 millones de dólares para los próximos cinco años, dijo José Antonio Rivero Larrea, presidente de la compañía.

En entrevista con El Financiero, explicó que las hidroeléctricas servirán para atender las necesidades de su operación minera en la extracción de manganeso, necesario para la industria siderúrgica, y las eólicas serán para vender electricidad a terceros.

En lo que respecta a las plantas de generación eólicas, una tendrá capacidad de generar 50 megawatts (MW) y la otra 300 MW. Ambas estarán ubicadas en Coahuila. Según el ejecutivo de Autlán, estos proyectos cuentan con permisos de la Comisión Federal de Electricidad y sólo están en la búsqueda de socios capitalistas para ponerlos en marcha.

“Tenemos varios fondos de inversión interesados en invertir con nosotros, tanto nacionales como extranjeros. Estamos buscando las mejores condiciones y no tenemos la puerta cerrada a nadie”, explicó.

En el tercer trimestre del 2014, el flujo operativo de Minera Autlán aumentó 116 por ciento interanual a 183 millones de pesos, impulsado por una alza en el volumen de ventas y también por sus nuevos proyectos de energía.

Rivero Larrea estimó que para el cuarto trimestre del 2014, el crecimiento porcentual en el flujo operativo será más estable, pues también influyó la integración de su central de Atexcaco, el cual compraron a finales de 2013.

“Nuestra misión es hacer proyectos para bajar los costos de nuestra operación de extracción de hierro, y uno de nuestros proyectos es la energía eléctrica”, expuso el empresario.

Por otro lado, el directivo comentó que la firma tiene un proyecto de 170 millones de dólares en la sierra de Hidalgo, donde van a producir un manganeso de alta ley, a través de un proceso de lixiviación, y una planta de ácido sulfúrico, para tener un producto de mayor calidad y así poder sustituir las importaciones.

“Producimos una materia prima para la industria siderúrgica y los precios no están en el mejor momento… por ello tratamos de mejorar nuestro gasto”, explicó.

Sobre el interés de la empresa en comprar minas de oro, dijo que están estudiándolo, porque el precio de este metal se ha caído de forma importante.

Edición Digital